Accidente de avión: en duelo el fútbol brasileño

Des personnes se sont rassemblées autour d'une église à Chapeco, pour pluerre la mort de plusieurs joueurs de l'éuqipe de soccer locale Chapecoense. PHOTO AFP

Des personnes se sont rassemblées autour d’une église à Chapeco, pour pluerre la mort de plusieurs joueurs de l’éuqipe de soccer locale Chapecoense.
PHOTO AFP

La Presse.CA  Traducción CAV Charles63

ROSA SULLEIRO  Agence France-Presse

Chapeco

Los hinchas del Chapecoense, un pulgarcito que se volvió gigante en el fútbol brasileño, se reunieron el martes alrededor de su estadio, conmocionados e incrédulos después del accidente de avión que mató a su equipo, epílogo cruel de una campaña con forma de cuento de hadas.

Todo el año, este club , por mucho tiempo de baja categoría y sin recursos, deleitó a sus hinchas de Chapeco, una ciudad de 200.00000 habitantes del estado de Santa Catarina, al sur de Brasil. La alegría brutalmente se transformó en desespero.

Bajo el  radiante sol , los seguidores se reunieron en el estadio, con la misma camiseta del club que  llevaban hace una semana para celebrar una nueva victoria inverosímil.

Muchos vinieron a depositar flores y cintas negras en señal de duelo

«Me enteré de la noticia en la televisión. Me levanté de un salto y vine aquí», explica Nelson Maguluche, con  la voz entrecortada en sollozos. «Siempre he sido hincha , fui a ver todos sus partidos», añadió.

Chapecoense era hasta hace algunos años un club oscuro y sin dinero, en la lucha por sobrevivir en las divisiones inferiores , como existen cientos en Brasil. A fuerza de trabajo, perseverancia y ganas, David se transformó, esta temporada, en Goliat.

El lunes en la noche, los jugadores , sus directivos y periodistas locales volaron a Colombia con el sueño en sus guayos de alcanzar la luna, en la final de ida de la Copa Suramericana contra el Nacional.

Pero los cuentos para grandes y chicos son a menudo crueles y su avión chárter se estrelló en las colinas próximas a Medellín. Sólo 6 de los 71 pasajeros milagrosamente sobrevivieron.

«El dolor es terrible. Cuando nuestro equipo alcanzaba renombre nacional, llega esta tragedia, inmensa tragedia», reaccionó el vicepresidente del Chapecoense, Iván Tozzo, en Globo Sport TV.

«Estamos todos aquí en el estadio para ayudar a las personas afectadas», añadió.

El alcalde de Chapeco, Luciano Bulignon, expuso a la cadena TV Globo , en medio de sollozos, el desespero de toda una comunidad: «Pasamos del sueño a una auténtica pesadilla»

Des membres de Chapecoense, dans une photo de groupe prise début novembre. REUTERS

Des membres de Chapecoense, dans une photo de groupe prise début novembre.
REUTERS

Solidaridad

Sólamente sobrevivieron tres jugadores: los defensores Helio Neto y Alan Ruschel y el arquero suplente Jackson Follman. Los otros sobrevivientes conocidos son dos miembros de la tripulación y un periodista.

El guardameta titular Marcos Danilo Padilha, 31 años, sucumbió a las heridas cuando era trasladado a un hospital. Su atajada relámpago en el último minuto de la semifinal había garantizado el tiquete para la final.

Grandes clubes del mundo entero y numerosos jugadores como el argentino Lionel Messi expresaron su solidaridad y condolencias. «La familia del fútbol brasileño está en duelo», reaccionó Pelé. «A partir de ahora, soy hincha del Chapecoense», comentó el argentino Diego Maradona.

Los colombianos del Atlético Nacional pidieron que el título sea concedido al club brasileño, como «homenaje póstumo» a sus adversarios desaparecidos.

En Brasil, varios de los grandes clubes, entre ellos Palmeiras, recientemente consagrado como campeón nacional, Fluminense y Botafogo, anunciaron que prestarían gratuitamente a algunos de sus jugadores al Chapecoense para la temporada 2017.

«Los clubes piensan que este momento debe ser de unidad, apoyo y ayuda al Chapecoense», explicaron en un comunicado.

Igualmente pidieron a la Confederación Brasileña de Fútbol (CFB) no relegar al Chapecoense a la segunda división nacional durante los próximos tres años, para darle tiempo de renacer de sus cenizas y reconstruir un equipo, independientemente de sus resultados.

Los campeones del Palmeiras , solicitaron, igualmente, autorización para poder llevar la camiseta del club mártir durante su último encuentro en el campeonato de la temporada en diciembre.

Y numerosos clubes brasileños han subido a sus sitios oficiales el escudo del Chapecoense sobre un fondo negro.

Artículo original en La Presse (Montréal)  Écrasement d’avion : le soccer brésilien en deuil

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *