Invertir en investigación concederá beneficios tributarios

Así, el sector productivo se fortalecerá con nuevos proyectos de investigación, desarrollo tecnológico e innovación, además de trabajo mancomunado con instituciones de educación superior.

El profesor Pablo Abril, director Nacional de Extensión, Innovación y Propiedad Intelectual de la Universidad Nacional de Colombia , explica que el 40 por ciento del total declarado por los impuestos que debe pagar cualquier empresa podrá ser destinado tanto a mejorar los procesos y productos, como a desarrollar nuevos mercados en las compañías interesadas, a partir de su articulación con universidades e institutos para el avance de la ciencia y la tecnología.

Personas naturales y jurídicas interesadas en postular sus proyectos se pueden asesorar con expertos de la comunidad académica con el fin de optimizar sus recursos en términos de productividad, competitividad, innovación y mejoramiento ambiental, entre otros.

La metodología de la convocatoria permite que las empresas fijen el presupuesto anual que destinarán a investigaciones científicas y tecnológicas, con el fin de poder darle curso a los respectivos proyectos, cuyo desarrollo habitual transcurre en el lapso de uno o dos años.

Esta fuente de financiación se convierte en la segunda más importante del país, después del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías, con un cupo potencial de 600 mil millones de pesos para el apoyo a proyectos de investigación, desarrollo tecnológico e innovación.

El mecanismo cuenta con el apoyo del Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias), entidad que después de estudiar y aprobar el proyecto, publica los resultados de las empresas que pueden disponer de los beneficios.

Puesto que la norma establece que el impuesto a la renta equivale a un 33 por ciento de la utilidad de cualquier empresa legalmente constituida, el mecanismo permitirá reinvertir hasta un 40 % del valor declarado para desarrollar e incorporar nuevo conocimiento a partir de la investigación realizada por expertos.

Ejemplo de ello es la alianza efectuada entre la U.N. y la firma Ecodiesel Colombia S. A., que permitirá desarrollar una nueva línea de productos y procesos a partir de productos derivados de la palma de aceite, proyecto que está a cargo de los profesores Gustavo Buitrago y Dolly Montoya, quienes forman parte del Instituto de Biotecnología de la U.N.

Los investigadores de la Institución interesados en desarrollar propuestas en el marco de esta herramienta de financiación pueden solicitar apoyo al Centro de Gestión de Proyectos Especiales de la Vicerrectoría de Investigación para recibir acompañamiento y orientación en el diseño y la presentación de las propuestas en alianzas con actores del sector empresarial.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.