Por muerte de quince mineros, imputan cargos

La Fiscalía imputo los cargos por homicidio culposo a cinco personas por los hechos ocurridos en mayo del 2015, en la finca Saibo, en Riosucio.

Según la Fiscalía, con elementos materiales probatorios y evidencia física obtenidos , se pudo establecer que tres años antes de lo ocurrido, el administrador de la finca identificado como Denis Arturo Reyes Tapasco y dos de sus propietarios padre e hijo, permitieron que José Leonardo Mejía Hurtado, y sus socios, entre ellos Arvey Antonio Calvo Ayala, adelantaran labores de explotación minera de oro y sus derivados dentro de esa propiedad.

Mejía Hurtado conocido como Leo, contrató a varias personas dedicadas a la explotación minera, para hacer los socavones que les permitiría la extracción del oro, en la finca El Saibo, a la rivera del rio Cauca, sector El Playón.

Ese día alrededor de 25 mineros ingresaron al socavón número 1 y otros 15 al socavón 2, para cumplir tareas de picadores, contrapicadores, enmaderadores, paleadores, balderos y plumeros.

Al descender unos 15 metros, varios de ellos empezaron a  picar la tierra, llegando a 5 metros de distancia del cauce del rio,  labor que provocó que se desbordara e inundara  los dos socavones que se comunicaban internamente entre sí.

A su vez, el agua provocó un corto circuito en las instalaciones que todo parece indicar, eran rudimentarias y anti-técnicas, lo que produjo la quema de un fusible irregular y  la pérdida de energía, frustrando el funcionamiento de las motobombas y con ello la posibilidad de extraer el agua.

La atmosfera minera se acumuló de gases por encima de los límites permitidos y en consecuencia hubo carencia de oxígeno, que sumado a la inundación de los socavones, causó la muerte de 10 de los mineros del cúbico número uno y de 5 del cúbico dos.

Los procesados no aceptaron los cargos imputados por el ente acusador.

Audio, Clara Irene Giraldo, directora seccional de Fiscalías de Caldas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *