Ambiente laboral afecta salud de personal de enfermería

Se estima que en su lugar de trabajo un enfermero recorre al día más de 10 kilómetros. Esta situación genera problemas en articulaciones, a los que se suman otras condiciones laborales 

Esta situación le genera problemas en articulaciones, a los que se suman otras condiciones laborales que no les permiten un mejor desempeño.

Este panorama es presentado por la doctora María Helena Palucci, profesora de la Escuela de Enfermería de Ribeirão Preto de la Universidad de São Paulo (Brasil) y una de las invitadas extranjeras al XXI Seminario Internacional de Cuidado, evento insignia de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional de Colombia

La académica brasilera explica que los grandes problemas que afronta la enfermería en el mundo son las dolencias crónicas en el cuerpo de los empleados, la carga laboral y la tercerización del trabajo.

Al respecto, asegura que estas tres dificultades van muy ligadas a la situación actual que viven Colombia, Perú, Brasil y México, entre otros países, por cuenta de la crisis política, económica y social que se vive, lo que genera que los requerimientos laborales sean más diversos de los que realmente puede cumplir un enfermero.

“En los hospitales e instituciones de salud de América Latina tenemos una demanda muy grande de pacientes frente al número de personal capacitado para atenderlos; la crisis financiera hace que no se contrate a los enfermeros que se necesitan, sino que todos hacen todo”, comentó la doctora.

La experta explicó que esa sobrecarga de trabajo contribuye a la generación de dolores musculares y óseos: “otras cosas son específicas de la propia profesión: tenemos turnos de 24 horas, trabajamos cuando toda la sociedad comparte diversas fechas, que nosotros como profesionales de la enfermería no podemos. Trabajamos en diversos turnos, lo cual trae consecuencias en el organismo como úlceras y gastritis, entre otras”, mencionó.

Otro de los factores que afecta de manera invisible a los enfermeros es la carga mental. Según la experiencia de la académica de Brasil, en la enfermería se trabaja con el sufrimiento de las personas, debido a que tienen que cuidar a los enfermos para se sienta mejor, y eso hace que la carga mental en el trabajo sea pesada: “nosotros también tenemos sentimientos”, agrega.

La docente recuerda que actualmente en el sector hay dos enfermedades que preocupan mucho a los empleados: uno es el síndrome de burnout, que hace que la persona no se sienta motivada para realizar sus funciones: “la carga mental es tan grande que el estrés del ambiente contribuye a que el empleado lo sienta así porque no hay una motivación, pero sí una fuerte demanda de actividad con el equipo médico”, agregó.

En cuanto al aspecto físico, preocupa el hecho de que el personal de enfermería esté transportando o apoyando a pacientes con mayor peso que el suyo, y eso genera un riesgo. Según la invitada internacional, esto también se debe a que “los ambientes no son pensados para el enfermero, no existe esa comodidad para que no sufran de problemas óseo-musculares relacionados con el trabajo, lo cual provoca absentismo, falta de trabajo y otro fenómeno que es estar presente en el trabajo, mas no con las condiciones de salud para dar cuidado”.

La profesora Palucci asegura que esta situación preocupa tanto a los hospitales como a los gobiernos, y por eso en las academias se debe influir en la construcción de pensamientos críticos para afrontar este nuevo mundo económico en el que todos en el sector salud encuentren el balance entre su propio cuidado y el de los pacientes.

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *