Amonestados 84 adultos por niños quemados con pólvora

El Icbf abrió 103 procesos de restablecimiento de derechos por lesiones ocasionadas a los niños por manipulación de pólvora. De los 236, 12 menores sufrieron amputaciones de sus dedos.

La reducción del número de niños, niñas y adolescentes lesionados con pólvora alcanzó un 33,9% durante el mes de diciembre de 2017, en relación con el mismo periodo del 2016, según el último reporte del Instituto Nacional de Salud.

 De los 236 casos de lesionados durante el último mes, 12 niños sufrieron amputaciones de sus dedos, 9 presentaron daño ocular, 3 trauma auditivo y 9 intoxicaciones, uno de ellos con consecuencias fatales.

 Instaurar 21 denuncias penales e imponer 84 amonestaciones a los padres de familia de los niños, niñas y adolescentes que resultaron quemados con pólvora, así como abrir 103 Procesos Administrativos de Restablecimiento de Derechos y mantener bajo protección directa a cuatro niños, es el balance de las acciones adelantadas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), durante el mes de diciembre de 2017.

 Así lo informó la Directora General del ICBF, Karen Abudinen Abuchaibe, quien destacó la reducción del 33,9% de casos de niños, niñas y adolescentes quemados con pólvora, al pasar de 357 casos registrados durante todo el mes de diciembre de 2016 hasta los 236 casos reportados durante el mes de diciembre de 2017.

La directora del ICBF destacó las cifras del 31 de diciembre de 2017 y el primero de enero de 2018 cuando se reportaron 51 casos de menores de edad lesionados con pólvora (4 de ellos sufrieron amputación de algunos dedos de sus manos), muy inferior a los 130 casos registrados en las mismas celebraciones de un año atrás.

Esto representa un 61% de disminución en el número de niños quemados en las celebraciones de fin de año y año nuevo. “Son datos muy importantes si se tiene en cuenta que en los últimos cinco años no se había reportado ninguna disminución significativa en las cifras de menores de edad lesionados con pólvora.

Sin embargo, insistiremos en el llamado a los padres de familia y cuidadores para que protejan a los menores de edad de los diferentes peligros a que se ven expuestos, en particular la pólvora”, aseguró.

 Para la Directora del ICBF, resultó muy importante la participación de los 15.000 colaboradores durante el pasado fin de semana, en las jornadas de sensibilización realizadas en todos los rincones del país, con los padres de familia, cuidadores, autoridades, comerciantes y la sociedad en general, para mantener alejados a los niños de la pólvora.

 De acuerdo con el último reporte del Instituto Nacional de Salud (INS), de los 236 casos de menores de edad lesionados con pólvora en el último mes, Antioquia (34 casos), Valle del Cauca (30 casos), Cauca (17 casos), Bogotá (17 casos) y Caldas (14 casos), son las regiones de Colombia que presentaron las cifras más altas.

 De estos casos, el ICBF actualmente tiene bajo protección, en sus instituciones, a cuatro niños que resultaron gravemente lesionados como consecuencia de la manipulación de pólvora.

 De otro lado, durante los procesos de verificación de derechos de los niños en cada uno de los 236 casos reportados, el ICBF ha podido constatar que en 12 casos los niños perdieron dedos de sus manos (amputaciones), en 9 casos presentaron daño ocular, en 3 casos trauma auditivo, en 9 casos intoxicaciones (uno de ellos con consecuencias fatales, registrado en el departamento en Magdalena), en 173 casos quemaduras y en 30 casos lesiones menores.

 Ante dichos casos, que generan tristeza por las huellas que la pólvora dejará en la vida de los niños, la directora del ICBF recordó que todavía quedan algunos días de celebraciones y por eso insistió en su llamado a los adultos para alejar a los niños de la pólvora porque acaba con sus sueños.

 “De nosotros depende que los niños no borren las sonrisas de sus rostros, por eso debemos cuidarlos, protegerlos y llenarlos de amor en todo momento y velar para que situaciones como aquellos asociados al uso de la pólvora no pongan en riesgo su integridad o su vida”, dijo Abudinen Abuchaibe.

 Finalmente, la Directora General del ICBF resaltó que en el Departamento del Atlántico no se presentara ningún caso de niños o niñas lesionados con pólvora durante la noche de año nuevo.

“Quiero felicitar a los habitantes de Barranquilla y del Atlántico en general por su compromiso con los niños y niñas. Que no se presentará ni un solo caso de menores de edad lesionados con pólvora en la noche de año nuevo, me fortalece y me da ilusión para seguir trabajando y sensibilizando a los adultos frente a la protección con los niños y niñas”, puntualizó la funcionaria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *