Equipo colombiano da la pelea en el Rally Dakar

El equipo colombiano MS2 Racing continúa dando la pelea en la competencia más dura del automovilismo en el mundo, el Rally Dakar.

Las primeras 6 etapas corridas en Perú fueron complicadas, el desgaste físico, las pocas horas para dormir y algunas fallas técnicas han sido parte de este recorrido.

La etapa 2 fue tal vez una de las más duras al quedar atrapados en un cenicero desde las 9 de la mañana junto con 17 vehículos más, la organización del Dakar tuvo que auxiliarlos permaneciendo toda la noche ahí. Solo hasta las 6 de la mañana del día siguiente salieron y continuaron en el camino hacia el campamento para comenzar con la etapa 3.

Para la etapa 3 el MS2 Racing sufrió un volcamiento que generó varias abolladuras a su camioneta pero que afortunadamente no les causó ningún daño físico. El equipo de mecánicos trabajó fuertemente toda la noche y la madrugada para tener lista la camioneta y ponerla en marcha en la etapa 4.

El auto continúa trabajando en óptimas condiciones a pesar de los daños, solo se presentó una falla en el turbo en la etapa 5 pero nada que no pudieran resolver.

Ahora, después de haber salido victoriosos de las 6 etapas anteriores sus metas están claras como lo afirma Mauricio Salazar Sierra, «Las expectativas para las etapas que vienen igual que las anteriores, son poder terminarlas bien y llegar a la meta en Córdoba. Sabemos que el paso por Argentina, sobre todo al norte no va a estar fácil, pero yo creo que lo más difícil pudo haber sido Perú».

Se vienen etapas donde la altura y la temperatura aumentarán, algunas de ellas seguirán dejando de lado a varios competidores que por accidentes, cansancio o fallas mecánicas abandonarán la travesía. «Creemos que el último filtro grande van a ser las dos etapas en Fiambalá y San Juan en Argentina, que hay que tenerles mucho respeto”» aseguró Salazar Sierra.

El día descanso en La Paz es para los competidores un aliento para continuar con las jornadas extenuantes que se acercan. «Por fortuna llegamos a esta etapa de descanso porque sí estábamos muertos. No hemos dormido casi nada, el día que más dormimos solo fueron 3 horas» afirmó Salazar Velásquez.

En cuanto a su estado de salud se encuentran bien, aunque la espalda de Mauricio Salazar Sierra se ve algo afectada debido a la lesión que sufrió a principios del 2017 en el Baja Inka. Así lo confirmó el copiloto «la espalda me duele de vez en cuando pero bien, creo que la adrenalina de la competencia impide que me afecte, duele después de la especial».

En este momento ocupan el puesto 50 en la clasificación general, lo que podría llevarlos a lo que visionaron antes de comenzar con la competencia, y es subir 10 posiciones más que en el año 2016 cuando culminaron en el puesto 61.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *