Cine evoca pasados traumáticos con los niños

Para el profesor Francisco Montaña, de Historia y Teoría del Arte, candidato a doctor en Arte y Arquitectura, escritor y docente adscrito al Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE) de la Universidad Nacional de Colombia, genera además un sentimiento de nostalgia.

Desde su perspectiva investigativa, en el séptimo arte la construcción del pasado recae sobre la figura infantil, que genera sentimientos de nostalgia en los espectadores ante una infancia idealizada.

“La infancia es una construcción de los adultos sobre el pasado, a partir de la nostalgia. En el cine ese pasado recae sobre el niño, una figura en la que se ven reflejados los espectadores, a quienes les gustaría que esta etapa de la vida hubiese sido feliz, llena de sueños e ideales construidos a partir de utopías en las que los adultos suponemos que así debió ser”, explica el docente.

En su trabajo de investigación “Cine-infancia e historia en Latinoamérica”, en el cine argumental latinoamericano a partir de 2000, el profesor Montaña pone como ejemplo Los olvidados, una de las películas más recordadas del escritor y director español nacionalizado mexicano Luis Buñuel, filme que recrea una historia trágica y realista sobre la vida de los niños en un barrio pobre de Ciudad de México.

Esta producción es un ejemplo del neorrealismo italiano que muestra las condiciones sociales y prioriza los sentimientos que surgían del contexto y la trama.

Dicha línea se ha empleado en el cine latinoamericano, como el film colombiano Los colores de la montaña, o el mexicanoVoces inocentes.

Sin embargo el autor también analiza la intervención de los niños en contextos erotizados, en los que se explora el cuerpo infantil y su identidad. Es el caso del filme argentino Una estrella y dos cafés, en la que se narra el amor platónico de una niña por un hombre mayor en proceso de divorcio.

Sobre los alcances del trabajo, el profesor Montaña explica que “el análisis sobre la presencia infantil en el cine argumental del continente también me permitió evidenciar, por ejemplo, la poca presencia de personajes femeninos. También se ve el énfasis en personajes cercanos a la adolescencia; la proliferación de películas argentinas; las explosiones de películas de niñas y niños en la década de los ochenta y 2000; la predilección del género como opera prima que habla del halo de protección que le ofrece la infancia a los directores de cine”.

Según el profesor Montaña, entre los aportes de esta tesis a la teoría y la historia del cine latinoamericano se encuentra el hecho de disminuir el vacío existente en la bibliografía conocida sobre el género cine-infancia producido en la región.

Así lo reconoció la mayoría de los jurados, quienes destacaron el trabajo investigativo desarrollado y dirigido en el marco de un convenio de cotutoría entre el Instituto de Estudios Hispánicos de la Universidad de París IV París-Sorbonne y el Doctorado en Arte y Arquitectura de la U.N.

Durante sus intervenciones, los codirectores de la tesis Nancy Berthier –doctora en estudios hispánicos y profesora de la Universidad de París IV París-Sorbonne– y Aurelio Horta –doctor en Ciencias sobre el Arte y profesor titular del IIE– aludieron a la originalidad de la investigación y a su pertinencia.

“La gran originalidad de este trabajo es, sin lugar a dudas, esta dimensión subrelacional que se fundamenta en un corpus reducido de películas representativas de siete países del continente. […] No es algo corriente que se aborde en el cine latinoamericano actual desde perspectivas no nacionales”, manifestó Berthier.

En tanto, el doctor Horta aseveró: “en pocas ocasiones un tema doctoral se puede presentar tan oportuno y demandar tanta hondura no solo de juicio sino de sentimiento”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *