Faltan políticas públicas para prevenir obesidad infantil

 

Además de implementar una educación alimentaria en los centros educativos, el Gobierno debe emprender acciones que contemplen factores socioambientales, para que la lucha contra la obesidad infantil sea efectiva.

Según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional, en Colombia el 6,3 por ciento de los menores de 5 años está por encima de su peso ideal, y cerca del 30 por ciento de entre 5 y 12 años presenta signos de obesidad.

Luis Fernando Alarcón, fisioterapeuta y magíster en Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Colombia, señala que en su investigación se demostró que entre 2006 y 2014 no hubo políticas públicas que previnieran la obesidad infantil en el país.

Afirma que Colombia carece de campañas educativas que ayuden a que la población tome conciencia del problema y se generen normas en relación con la buena alimentación y otros hábitos y estilos de vida saludable.

«Para definir la obesidad nos enfrentamos a dos enfoques: en el primero nos centramos en los temas metabólicos y el conteo de calorías, pero dejamos por fuera otros factores –como los socioambientales– que inciden en el aumento de esta enfermedad en los niños. Por ejemplo la inseguridad en los parques hace que las personas no realicen actividad física al aire libre y que la recreación se traslade al uso excesivo de tecnologías», señala el investigador.

«El otro enfoque tiene que ver con factores que influyen, como los estilos inapropiados de alimentación de las familias y en los colegios, la ausencia de educación alimentaria en las escuelas, la falta de regulación de la publicidad y la oferta de productos procesados, entre otros», añadió

«Los factores fisiológicos y psicológicos representan el 10  por ciento de la influencia de la obesidad en los niños. Sin embargo el 90 por ciento de que se desarrolle ese rasgo genético está influenciado por factores socioambientales, lo que quiere decir que la epidemia de la obesidad se puede revertir», explica el magíster.

En ese sentido, y considerando las cifras, el fisioterapeuta Alarcón señala que es necesario tener una visión más amplia sobre qué es la obesidad y cómo atenderla teniendo en cuenta factores culturales, acceso a comestibles en colegios, aspectos sociales y económicos, además de la publicidad invasiva de productos para niños, con altos contenidos de azúcar.

Igualmente se debe fortalecer la participación tanto de la sociedad civil como de los niños, los profesionales de la salud, los medios de comunicación e incluso las entidades estatales y no estatales para crear estrategias con un enfoque biopsicosocial, que reúna los factores biológicos, psicológicos y sociales que intervienen en esta enfermedad.

«Para combatir la obesidad infantil en Colombia y en el mundo no basta con regular y generar lineamientos desde el sector salud, sino también desde entidades como el Invima, los ministerios de Industria y Comercio y de Agricultura, con el fin de generar una cadena productiva para que los alimentos que se cultivan lleguen a bajo costo y puedan ser consumidos», agrega el investigador.

Pese a que en los últimos años se han explorado espacios dirigidos a prevenir la obesidad infantil al promover la actividad física, las políticas públicas se deben originar a partir del reconocimiento de los niños como sujetos de derechos para que se les garantice su alimentación, salud y ambiente saludable.

Finalmente señala que el sector educativo cumple una función importante para promover la alimentación sana y las actividades físicas en los colegios, más allá de la clase de educación física, y que tienen que ver con involucrar a la comunidad educativa en estos procesos.

Los resultados de su investigación fueron compartidos durante la conferencia “Retos y enfoque que deben seguir las políticas públicas para prevenir la obesidad infantil en Colombia”, realizada en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *