Expertos de la ONU evalúan tragedia ambiental en Barrancabermeja

Expertos de la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, se reunió en el Puesto de Mando Unificado, para iniciar acciones y continuar la atención de la emergencia del pozo Lizama 158.

De acuerdo al informe de Ecopetrol, todo el crudo de los cuerpos hídricos ya fue removido y se mantienen 141 barreras de manera preventiva Se rescataron cerca de 2,892 especimenes de fauna gracias al apoyo de las autoridades ambientales y Cabildo Verde.

 La misión conjunta de expertos de ONU Ambiente y la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) se reunió en el Puesto de Mando Unificado en Barrancabermeja, para iniciar el acompañamiento a varias acciones con las que continúa la atención de la emergencia ambiental del pozo Lizama 158.

“Esta misión internacional nos va a ayudar a hacer una evaluación muy rápida del daño ambiental que se causó por el derrame en el pozo Lizama 158, tenemos los mejores expertos del mundo de países como Reino Unido, México, Suecia, Guatemala, Francia y España.

Además de hacer evaluación de los daños ambientales van a revisar cómo ha sido nuestra respuesta a la emergencia, ajustar donde haya que ajustar, y nos van a dar unos lineamientos para estructurar mucho mejor el plan de restauración ecológica, social, económica, de esa zona con la participación de las comunidades”, manifestó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo.

En el Puesto de Mando Unificado estuvo también Juan Carlos Bello, coordinador del programa de ONU Medio Ambiente en Colombia y un grupo de 7 expertos de ese organismo que estarán por dos semanas en la zona evaluando el impacto ambiental y social, respondiendo a la solicitud hecha por el Ministro a ONU Medio Ambiente para atender la emergencia ambiental.

“Fundamentalmente, el equipo de expertos que se está desplegando es un equipo que está preparado para, en muy poco tiempo, ayudar a comprender los impactos de este tipo de eventos sobre la naturaleza, las comunidades y que a partir de este momento, se puedan encontrar rutas para que la recuperación después del desastre sea la más rápida posible”, aseguró Juan Carlos Bello.

Las recomendaciones también serán sobre cómo mejorar la capacidad de la institucionalidad para responder a este tipo de emergencias y empezar a tener un enfoque basado en ecosistemas para reducir riesgos ambientales, “es una medida de transparencia del gobierno colombiano donde queremos una mirada independiente de cuáles fueron los daños ambientales reales y, adicionalmente, poder imprimirle mucho rigor técnico a esa respuesta. Queremos que sea una oportunidad para mejorar en lo institucional y la relación con las regiones y comunidades”, afirmó el jefe de la cartera ambiental.

Se espera que en poco tiempo la misión conjunta entregue un informe con las acciones y recomendaciones, “es una misión que al cabo de dos semanas estará en capacidad de entregarle de manera preliminar al país unos resultados muy concretos y unas recomendaciones que esperamos sean útiles para fortalecer la capacidad de gestión ambiental de Colombia y de toda la institucionalidad”, enfatizó Bello.

La misión incluye a un equipo de Evaluación de Desastres y Coordinación de las Naciones Unidas (UNDAC), que realizará un análisis independiente y ofrecerá recomendaciones al Gobierno de Colombia sobre las mejores opciones para la recuperación integral de los ecosistemas y las comunidades afectadas por este incidente.

Los equipos UNDAC son enviados por la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios con base en la solicitud de Estados afectados por un desastre. Su objetivo es proporcionar asistencia técnica, particularmente en tareas como la evaluación de daños y necesidades, la coordinación en el lugar del desastre y la gestión de la información. Además, buscan facilitar los vínculos entre los distintos esfuerzos de respuesta a nivel nacional, regional e internacional.

La misión es apoyada con recursos de los mecanismos de atención a emergencias de Naciones Unidas y del Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea. Este apoyo se suma al ya brindado por entidades como el Instituto Humboldt, Ideam, autoridades ambientales como el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y Cornare.

A la sesión del Puesto de Mando Unificado también asistió Franci Álvarez, delegada del municipio de Barrancabermeja, Ramón Ramírez, director de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres de la Gobernación de Santander y el delegado de la ANLA, entre otros funcionarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.