EPM y la Universidad de Antioquia unidos por la biodiversidad 

La alianza busca recoger y proyectar los diferentes trabajos que han realizado ambas instituciones en los últimos 10 años. La iniciativa se adelanta en la zona de influencia de los embalses de generación de energía de EPM en el departamento.En este programa por el cuidado del ambiente participan diversos grupos de investigación de la universidad.

 EPM y la Universidad de Antioquia suman esfuerzos científicos, técnicos y administrativos en un convenio para la gestión integral de la biodiversidad, a través de acciones de investigación y conservación en las áreas de interés de generación de energía en Antioquia.

Con esta alianza, planteada inicialmente hasta 2020, se desarrollan cinco programas de gestión integral de la biodiversidad en las zonas de influencia de distintos embalses en Antioquia. Los cinco programas de investigación y formación son: flora y fauna terrestre; ictiofauna, su hábitat y servicios ecosistémicos; monitoreo de cianobacterias y manejo del melanoides tuberculata; vigilancia en salud pública; y educación ambiental.

Cada programa de los que se realizan tiene una zona de influencia, investigaciones asociadas, docentes y especialistas. Al convenio están vinculados la Corporación Académica Ambiental, el Grupo de Investigación en Gestión y Modelación Ambiental (GAIA), el Herbario de la Universidad de Antioquia, el Grupo Ictiología (GIUA) y la Facultad Nacional de Salud Pública.

Unidos por el ambiente y la comunidad

En la última década, EPM y la Universidad de Antioquia han efectuado investigaciones a partir de las necesidades de información relacionadas con el seguimiento a los impactos ambientales de los proyectos hidroeléctricos Porce II y Porce III y a la eficiencia de las medidas de manejo implementadas.

El Gerente General de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, resaltó esta alianza empresa-universidad. “En los últimos años hemos sido testigos de la positiva evolución de los estándares de desempeño social y ambiental de nuestras operaciones de generación de energía, apalancada por el incremento del nivel de exigencia técnica de las Autoridades Ambientales en los ámbitos nacional y regional.

 Por ello, destacamos un esquema de gestión como el que tenemos implementado con la Universidad de Antioquia, porque significa que el cumplimiento de las obligaciones ambientales asociadas a nuestras operaciones está siendo evaluado y seguido por una entidad con rigor académico y científico que, además, le está agregando un alto valor al poder sumar sus propias capacidades en la ampliación de alcances y objetivos, con lo cual, lo que normalmente tiende a quedarse en datos provenientes de sistemas de monitoreo de condiciones ambientales, se convierte en información útil para la toma de decisiones que beneficien las condiciones de los ecosistemas impactados por nuestros proyectos”, dijo el directivo.

Por su parte, Luz Fernanda Jiménez, bióloga y profesora del Instituto de Biología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Antioquia, y coordinadora general del proyecto por parte de la U. de A., explicó que “en el trabajo se incluyeron otros embalses y otras zonas en donde las actividades de investigación, además de generar conocimiento nuevo sobre la riqueza en biodiversidad del Nordeste de Antioquia, han permitido apalancar procesos de formación, pues a los equipos de investigación se han podido vincular estudiantes de pregrado y posgrado”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.