Auditoría al municipio de Supía con once hallazgos administrativos

La Contraloría General de Caldas evaluó los componentes de gestión y resultados, financiero y presupuestal de la vigencia 2017.

En el componente evaluación de gestión y resultados, la Contraloría observó debilidades al seguimiento, evaluación y control de las metas en los procesos relacionados con la administración, recaudo, cobro del impuesto predial, industria y comercio y alumbrado público.

En relación al mecanismo de control interno, hay fallas de autorregulación y autoevaluación al no aplicarse los planes de mejoramiento, detectando insuficiencias en las auditorías internas y el seguimiento de las mismas. Además de las debilidades del control interno financiero referente a la administración, recaudo y cobro de los impuestos.

Por otra parte, el análisis al control financiero y presupuestal deja ver el desconocimiento del valor real de las rentas por cobrar y la desactualización de la base de datos de los contribuyentes.

Los hallazgos administrativos

Existen debilidades en el seguimiento e implementación del control interno en algunos procesos. En el caso de la estampilla pro bienestar del adulto mayor hay errores contables, indican en el presupuesto una cifra de recaudo por $217 millones 248.448 pesos , pero en materia contable registran $145  millones 846.684.

Hay falta de gestión en el recaudo del impuesto del alumbrado público, por lo que el valor recaudado disminuyó el 19,67  por ciento, es decir, pasó de unos $511 millones 839.000 en el 2016 a aproximadamente $411 millones218.000 en el 2017.

Igualmente, hay duda por $49 millones758.554 de consignaciones sin identificar en la cuenta corriente que corresponde al pago de impuestos de industria y comercio, predial unificado, conduces y paz y salvo, afectando los saldos y rentas por cobrar.

No hay actualización de la base de datos de los contribuyentes del impuesto predial unificado. Por consiguiente, no hay información precisa de propietarios y la dirección de los predios.

De la misma manera se encuentra la base de datos de los contribuyentes de industria y comercio, de una muestra realizada a 100 establecimientos, 72 no aparecen inscritos, por lo cual no están contribuyendo al mencionado impuesto.

Hay seis locales comerciales que adeudan pagos desde el 2003 en adelante y no se conoce si esos negocios aún existen o fueron cerrados.

Por último, la falta de gestión en el cobro del recaudo de rentas por seis prescripciones del cobro al impuesto predial por $9 millones805.261, refleja la disminución en los ingresos del municipio.

Es preocupante para la Contraloría que el Municipio de Supía no ejerció su derecho de contradicción en ninguno de los 11 hallazgos administrativos encontrados. De esta forma, debe aplicar el plan de mejoramiento con acciones y metas que permitan solucionar las deficiencias encontradas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *