Presidente Duque asistió a posesión presidencial de Paraguay

Una intensa jornada cumplió el presidente Iván Duque en Asunción, a donde llegó para asistir a la posesión del nuevo mandatario de ese país, Mario Abdo Benítez.

A su arribo a la capital paraguaya, junto con el canciller Carlos Holmes Trujillo, el jefe del Estado fue recibido por el vicecanciller de Paraguay, Hugo Saguier, y el embajador de Colombia en ese país, general en retiro Javier Flórez.

Acto seguido, ofreció una declaración en la que dijo sentirse muy complacido de “estar presente y acompañar a Mario Abdo Benítez a su posesión”, a quien describió como una persona con la que se identifica generacionalmente.

Señaló que será muy importante trabajar con él para seguir fortaleciendo los lazos en el continente, “en defensa de la democracia, en defensa de la libertad y en defensa de una visión de desarrollo y equidad, cimentada en los principios de libertad económica”.

Tras un breve descanso, el presidente Duque inició su agenda a las 7 de la mañana con una reunión de trabajo con el canciller Trujillo y el embajador Flórez.

Luego, a las 8 y 30 de la mañana, en la explanada del litoral del Palacio de López, en Asunción, el mandatario asistió al acto de toma de juramento de Mario Abdo Benítez como el presidente número 50 de la República del Paraguay.

Posteriormente, participó en la ceremonia del Te Deum y en el saludo protocolario que se realizó en el Palacio de Gobierno, donde dialogó con los presidentes de Argentina, Mauricio Macri; Brasil, Michel Temer, y Chile, Sebastián Piñera.

Al mediodía, el presidente Duque sostuvo una reunión bilateral con el nuevo mandatario del Paraguay, tras lo cual los dos emitieron una declaración a la prensa.

“Estamos acá, en esta bella ciudad de Asunción, en Paraguay, un país hermano de Colombia, y vengo complacido a acompañar a un amigo, a Mario Abdo Benítez, quien toma posesión como presidente del Paraguay, otro miembro de una generación que quiere hacer el cambio, fomentar la esperanza y construir un horizonte donde la paz surja de la legalidad”, dijo el presidente Duque.

Así mismo, reiteró su complacencia por poder acompañarlo a él y a su familia en la posesión y afirmó que “lo que más deseamos es seguir estrechando los lazos de nuestros dos países”.

A su vez, el nuevo presidente paraguayo subrayó el objetivo común de Colombia y Paraguay de “trabajar juntos para la prosperidad de nuestros pueblos, para defender las causas justas, para que esta nueva generación sea protagonista y retumbe en el futuro de América del Sur y del mundo”.

Tras el almuerzo ofrecido en el Palacio de López en honor a los jefes de Estado y de Gobierno y las delegaciones asistentes a la ceremonia de transmisión de mando, el presidente Duque emprendió su viaje de regreso a Colombia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *