MinSalud hace recomendaciones por altas temperaturas

Evitar exposiciones prolongadas en espacios abiertos, mantenerse hidratado y utilizar protector solar son las recomendaciones para afrontar el  intenso verano en algunos departamentos.

El director encargado de Promoción y Prevención, Harold Mauricio Casas Cruz, explicó que en los últimos días algunos departamentos –como Cesar- han tenido que soportar temperaturas que superan los 39 grados centígrados y es necesario recordar algunas medidas preventivas frente al surgimiento de la variabilidad climática que atraviesa el país.

“Entre las medidas a tener en cuenta están el uso recurrente de protector solar por la exposición directa al sol, así como de gorros y sombreros que cubran la cabeza. También se debe evitar la permanencia innecesaria en espacios abiertos y aumentar la hidratación con el consumo permanente de líquidos”, destacó.

Así mismo, se debe tener especial atención con los menores de edad, los adultos mayores y las gestantes, quienes son grupos de población vulnerable. “Es importante consultar inmediatamente en caso de pérdida del estado de la conciencia, desvanecimientos, convulsiones y mareos que son síntomas propios de los denominados golpes de calor”.

Entre las afectaciones en salud pueden encontrarse otros eventos asociados con golpes de calor, deshidratación, enfermedad cardio-cerebro-vascular y/o lesiones generadas por quemaduras solares o incendios.

El aumento de la temperatura en los océanos y otras condiciones atmosféricas favorables para un episodio como ‘El Niño’ debe llamar la atención en la prevención de enfermedades y el surgimiento de brotes de dengue, zika, chikunguña, malaria, chagas y otras enfermedades transmitidas por mosquitos. Así mismo, surge la posibilidad de que aumenten enfermedades transmitidas por agua y alimentos, como las diarreicas y la hepatitis.

Para disminuir los riesgos en salud derivados de la variabilidad climática, el Ministerio determinó –mediante la Circular 052 de 2015​– los lineamientos que los alcaldes y gobernadores del país deben tener en cuenta para afrontar esta clase de situaciones.

“Las instituciones prestadoras de salud (IPS) deben actualizar los planes de contingencia específicos que respondan a los escenarios de riesgo de cada región y área de influencia, incluyendo inventarios de insumos necesarios para garantizar la prestación de los servicios de salud a la población, ante los posibles impactos del fenómeno ‘El Niño’ que –según los pronósticos- tendrá mayor intensidad en el 2019 pero que ya vemos algunas de sus incidencias en departamentos del norte del país”, agregó.

Harold Mauricio Casas finalizó manifestando que las direcciones territoriales de salud deben apoyar –a instancias del Sistema Nacional de Gestión de riesgo de Desastres- en la identificación de las posibles fuentes de abastecimiento de agua apta para consumo humano con que cuenta la zona, garantizando el monitoreo de las condiciones físico – químicas y microbiológicas adecuadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.