Detectan dos nuevas sustancias psicoactivas en Colombia

Desde el 2010, son 32 las nuevas sustancias psicoactivas detectadas por el Sistema de Alertas Tempranas, que lidera el Observatorio de Drogas del Ministerio de Justicia.

La pentilona se detectó luego de que la ONG Acción Técnica Social (ATS) recolectara en el Festival de Música de Villavieja (Huila) una muestra en polvo que tras el análisis químico respectivo se confirmó, correspondía a dicha sustancia.

Es la primera vez que en Colombia se tiene reporte de la aparición de pentilona, un estimulante desarrollado en la década de 1960 que químicamente se conoce como una catinona sustituida de tipo sintético y que se consume por vía oral. Sus efectos secundarios incluyen sentimientos de paranoia, agitación e incapacidad para dormir, con efectos que pueden extenderse por varios días.

Su estructura se asemeja a la de estimulantes como la metanfetamina o el éxtasis, por lo que imita los efectos de tales sustancias. Estimula el sistema nervioso central y actúa como un inhibidor de la recaptación de serotonina-norepinefrina-dopamina, y como un agente liberador de serotonina. Abusar de la pentilona puede llevar a una intoxicación aguda, e incluso, a la muerte.

En cuanto a la 2C-C, dicha sustancia fue detectada en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá, en desarrollo de labores de vigilancia de la Dirección de Antinarcóticos de la Policía Nacional, que halló 488 dosis de papeles precortados de 0,5 centímetros x 0,5 centímetros, comúnmente denominados ‘blotters’. El análisis estuvo a cargo del Laboratorio de Química de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol.

Esta sustancia pertenece al grupo de las fenetilaminas sintéticas de la serie 2C, y está presente en el mercado de las drogas desde 1990, cuando fue sintetizada. Regularmente se consume por vía oral en una dosis de 30 a 40 miligramos y sus efectos pueden durar entre cuatro y ocho horas, dependiendo de la dosis y susceptibilidad del usuario, quien registra actividades estimulantes y alucinógenas del sistema nervioso central.

En bajas dosis provoca euforia y un incremento de las sensaciones visuales, olfativas, auditivas y táctiles; y en dosis más altas, efectos estimulantes, alucinaciones y taquicardia. Cuando se presenta intoxicación hay síndrome de delirio y excitación, caracterizados por agitación, agresión e hipertermia. No se han reportado muertes tras su uso.

Además de Colombia, los países que han reportado el uso de esta sustancia son Alemania, Canadá, Croacia, China, Estados Unidos, Francia, Suecia y Suiza.

Cabe anotar que el Sistema de Alertas Tempranas de Colombia ha alcanzado grandes reconocimientos a nivel mundial, convirtiendo al país en una nación pionera y referente en la región en cuanto a detección de nuevas sustancias. Prueba de ello es que junto con Uruguay y República Checa, lidera desde 2017 un grupo de trabajo para orientar la creación y puesta en marcha de este modelo en países como Brasil, Chile, Ecuador, Perú, Trinidad y Tobago, Argentina, Antigua y Barbuda y Bahama

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.