En Colombia 66 mil personas murieron de infarto

Según el Dane de 213.318 muertes, registradas en el 2017, 66.497 fueron por enfermedades cardiovasculares, es la principal causa de muerte y discapacidad. En el día mundial del Corazón se hizo un llamado para cuidarse del colesterol.

17,7 millones de personas fallecieron en el 2015 por enfermedades cardiovasculares, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo, siendo la principal causa de muerte y discapacidad. El 80% de las muertes prematuras por enfermedad cardiovascular se pueden prevenir controlando los factores de riesgo de los cuales, el colesterol configura la primera causa de infarto.

La campaña Mi corazón, Tu corazón es liderada globalmente por la World Heart Federation (Federación Mundial del Corazón), a nivel regional por la Sociedad Interamericana de Cardiología, y en Colombia por la Sociedad Colombiana de Cardiología junto a la Fundación Colombiana del Corazón. Así mismo, esta campaña educativa cuenta con el auspicio de la farmacéutica Amgen.

A través de la iniciativa Mi Corazón, Tu corazón, se busca concienciar a la comunidad sobre el riesgo cardiovascular al que se enfrenta, ya que esta enfermedad mata alrededor de 17,5 millones de personas en el mundo cada año.

En Colombia, de 213.318 muertes, ocurridas en el 2017, 66.497 fueron por enfermedades cardiovasculares, según el último informe del DANE , convirtiéndose así en la principal causa de muerte y discapacidad.

Es por esto, que la prevención de los factores de riesgo es clave, por lo que es nuestro deber primordial cuidar, diagnosticar y tratar a tiempo el colesterol. El infarto se consolida como la principal complicación de la enfermedad cardiovascular y la causa de 30.000  muertes al año de las cuales 14.100 son atribuibles al colesterol elevado. Si bien, reducir los factores de riesgo como la diabetes, la hipertensión, el tabaco y el sedentarismo deberían prender una alarma, el diagnóstico oportuno del colesterol alto, su tratamiento y reducirlo a máximo se hacen urgentes.

De los 82 decesos diarios a causa de esta enfermedad el 47,6% se producen por colesterol elevado, lo que nos indica que aproximadamente cada 35 minutos fallece una persona que tenía altos sus niveles de colesterol.

 Si no hacemos algo por cuidar los corazones de los millones de personas en el mundo, las cifras se duplicarán para el año 2022. Lo que implica que 2 de cada 10 pacientes que han sufrido un infarto, experimentarán otro en menos de un año, lo cual se podría prevenir con el cambio de hábitos alimenticios, rutinas de ejercicio, y el tratamiento y control de los niveles de colesterol.

La campaña Mi corazón, Tu corazón quiere hacer un gran llamado de atención, por eso invita a todas las personas a hacer alguna de las siguientes promesas por el cuidado del corazón: caminar más pasos al día, subir por las escaleras, dejar el auto en el lugar lejano para caminar, pararse del escritorio cada hora para hacer estiramientos, contestar el teléfono siempre de pie, comer más frutas y verduras todos los días, disminuir los fritos a solo uno en la semana, aumentar el consumo de agua al menos a 5 vasos cada día, dormir de 7 a 8 horas todos los días y/o hacerse el perfil lipídico (Colesterol y triglicéridos) cada año, son algunas de las acciones sencillas pero determinantes para la prevención de la enfermedad cardiovascular.

La campaña además tendrá un gran movimiento en redes sociales, personalidades colombianas, influenciadores de hábitos saludables y líderes de opinión como Daniel Samper Ospina, el YouTuber de 40, se unirá a la iniciativa promoviendo los cuidados del corazón y alertando sobre los peligros del colesterol elevado.

La invitación de Mi corazón, Tu corazón es unirse al movimiento en redes #MiCorazónTuCorazón y hacer una promesa, para generar sentido de compromiso en torno a los problemas comunes relacionados con la salud del corazón.

 Es un concepto que busca educar, inspirar y motivar a todas las personas a mantener nuestros corazones sanos. Haciendo solo unos pequeños cambios en nuestras vidas podemos reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, así como mejorar nuestra calidad de vida y establecer un buen ejemplo para la próxima generación.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *