En la Uniquindío la Facultad de Educación cambia de nombre

El Consejo Superior del alma mater aprobó el cambio de la facultad de Educación por facultad de Ciencias de la Educación. Lo que implica repensar presupuestos y fines y estimular la construcción y reconstrucción del proceso educativo.

Con esta nueva denominación, esta Facultad enfrenta los desafíos de la formación de maestros en el siglo XXI, caracterizado por la sociedad del conocimiento y la era digital.

Apostar por la denominación Ciencias de la Educación se hace pertinente con los desarrollos investigativos de los grupos y líneas de investigación de esta Facultad, en el sentido en que abordan este campo como un hecho social y cultural, a partir de diferentes disciplinas como la Matemática, la Lingüística, la Biología, la Pedagogía, la Didáctica, la Historia, la Filosofía, la Psicología, la Sociología, la Antropología.

Todas ellas permiten una mirada holística e interdisciplinaria, ya que la educación, siendo un asunto lo suficientemente complejo para una sociedad, no puede entenderse tratado exclusivamente por una sola ciencia.

Ubicarse, entonces, en el paradigma de las ciencias de la educación traza un campo de reflexión y de enseñanza, no solo en la vía de la formación permanente y continua, sino en la posibilidad de apertura de nuevos programas de formación por parte de la actual Facultad de Educación.

En síntesis, de acuerdo con Austin (1990), la palabra no solo dice, sino que también sugiere, y así mismo hace. El cambio de denominación implicaría, por supuesto, repensar presupuestos y fines, estimular la construcción y reconstrucción del proceso educativo de cara a horizontes abiertos que apuesten por el porvenir.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *