En el día Mundial de la Columna, ocho consejos para evitar dolores de espalda

Esta semana se celebró el día Mundial de la Columna y la Organización Mundial de la Salud, confirmó que existe una probabilidad del 94% de que las personas padezcan algún dolor en la espalda a lo largo de su vida. Esta dolencia es la principal causa de ausencias laborales y, después del dolor de cabeza, es la razón más frecuente de visita al médico.

El organismo internacional informó que el dolor lumbar (espalda baja), tiene mayor impacto en los indicadores de salud global que la malaria, la diabetes y el cáncer de pulmón. La OMS indica que en un futuro cercano entre el 80 y el 90% de las personas sufrirán dolores de espalda pues cada vez cuidan menos la postura al sentarse, al dormir, al levantar objetos, entre otras actividades que involucran la columna vertebral.

Ante esta realidad decidimos consultarle al médico especialista Ana Góngora de NUEVA EPS, qué acciones podemos desarrollar en el día a día para reducir el riesgo de padecer dicha afección: Cuide la forma en que se sienta y cuando realiza algún esfuerzo o movimiento repetitivo. Estar sentado sin moverse ocho horas en el sitio de trabajo suele ser una de las principales causas del dolor de espalda.

Haga pausas activas: movimientos de cabeza, estirando el cuello hacia arriba, abajo y hacia los lados, esto con el fin de evitar las tensiones que se generan en esta zona. Es típico en las oficinas que las personas se sienten justo en el borde de la silla y adoptan posiciones en donde la columna se ve afectada. Siéntese en la silla con la espalda recta y asegúrese que esté tocando el espaldar, así evitará desviaciones u otro tipo de afectaciones. Realice movimientos de brazos hacia los lados y hacia adelante, esto le ayudara a fortalecer los músculos de la espalada y el tórax, permitiendo mayor movilidad.

 Al dormir hágalo boca arriba o de lado para que la espalda no se vea afectada. Tenga en cuenta que puede pasar entre seis y ocho horas durmiendo, tiempo en el cual la columna descansa sin soportar el peso del cuerpo. Dormir boca abajo no es recomendable ya que modifica la curvatura normal de la columna lumbar y obliga a nuestro cuello a permanecer hacia uno de los dos lados.

Caminar a paso ligero durante unos 40 minutos al día ayuda a fortalecer la columna evitando así la aparición del dolor muscular. El incremento de peso es una de las principales razones por la que se presenta dolor de espalda. Hacer ejercicios de relajación y movilidad ayudan a evitar esta situación. Evite el estrés ya que este influye de manera significativa en la salud de la espalda pues acentúa la tensión en esta área incrementando el dolor.

Así las cosas, concluye la medica Góngora “desarrollar este tipo de dolencias depende en un 95%, aproximadamente, de la postura que se adopta en el día a día, razón por la cual se debe poner más atención en la manera cómo se cuida esta región vital del cuerpo”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.