Macroproyectos de renovación urbana en Colombia son “macrodesastres”

Así lo ratificó el profesor Luis Fernando Acebedo Restrepo, de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia- Sede Manizales

Acebedo Restrepo llegó a esta conclusión tras un balance de los macroproyetos de renovación urbana en San José (Manizales) y San Antonio (Buenaventura), asociados con viviendas de interés social (VIS).

Aunque estas iniciativas están próximas a cumplir diez años de implementación se han evidenciado problemáticas como la violación al derecho de la población a vivir en el centro de la ciudad y el desplazamiento intraurbano generado por el uso de diferentes y sofisticadas formas de violencia estatal o paraestatal.

El docente Acebedo Restrepo detalló que, por ejemplo, para los dos macroproyectos se establecieron zonas de expulsión en áreas periféricas.

En el caso de San José, aunque fue un proyecto pensado para beneficiar a cerca de 25.000 habitantes de la Comuna San José, hasta el momento solo se han traslado a 350 familias a San Sebastián (de la Comuna Ciudadela Norte), uno de los barrios más pobres de la ciudad y con mayores niveles de hacinamiento.

En el Macro San Antonio se han reubicado alrededor de 568 familias de las zonas costeras de la isla Cascajal a una zona continental donde históricamente han vivido comunidades indígenas y afrocolombianas, y que además es considerada como reserva ambiental, lo cual hace aún más problemática la situación.

Incumplimientos

El investigador Acebedo Restrepo precisa que para San José las ejecutorias son muy pobres. De 3.500 viviendas previstas para 2019 solo se han entregado 132 VIS, lo que convierte este proyecto urbano en un gran fracaso.

“Se estima que de la comuna se han expulsado cerca de 6.000 personas, lo que no hace de esto un proyecto viable. En sus 10 años los resultados son precarios y la población no se ha visto beneficiada con la construcción de un megacolegio y la terminación de una avenida, entre otros planes”, manifestó.

El investigador de la U.N. asegura que lo mismo sucedió con San Antonio, donde se expulsaron habitantes del sector de Bajamar, en la isla Cascajal, quienes tenían sus viviendas palafíticas al lado del mar.

“Fue una expulsión por muchos métodos, como la violencia y el descuartizamiento. Incluso las 500 familias trasladadas desde Bajamar (zona insular) hasta la Ciudadela San Antonio (en la periferia de Buenvantura) se sienten engañadas porque tienen deficiencias en transporte, salud, educación y servicios públicos”.

Es de recordar que estas familias se encontraban en dos situaciones: unas permanecían en la zona en medio del conflicto armado, y otras se habían desplazado huyendo de este.

“El Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio violó todos los procedimientos. Antes de la ejecución del macroproyecto no se hizo la consulta previa determinada por la ley, sino que se adelantó sobre la marcha por la presión de las comunidades. Esto impidió evaluar la viabilidad de la ejecución del proyecto, pues este ya se encontraba en etapa de construcción”, recordó el docente.

Reformulación

La propuesta que hace el profesor Acebedo es la de reformular los macroproyetos de renovación urbana, con una perspectiva humana, social, integrada y con soluciones en el campo productivo.

Además con la posibilidad de explorar otros mecanismos de solución de la problemática de la vivienda, como por ejemplo el mejoramiento integral de los barrios, que no se ha tenido en cuenta en la comuna San José de Manizales.

También que se pueda dar la posibilidad de cambiar el modelo de gestión urbana, basado especialmente en la compra de predios y en la expropiación, cuando los mismos propietarios del suelo se podrían convertir en socios (estrategias incluyentes de gestión urbana).

Este trabajo de análisis se presentará en el XV Seminario Internacional de la Red Iberoamericana de Investigadores sobre Globalización y Territorio (RII) llamado “Crisis y desigualdad: impactos urbanos y territoriales en Iberoamérica”, que se realizará en Santiago de Chile entre el 28 y el 30 de noviembre.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.