Juguete estimula hábitos en los niños

Inspirados en el pangolín, un animal que resulta muy curioso a los niños, se creó Stratis, un objeto que fortalece sus hábitos por medio de recordatorios lumínicos y sensoriales.

Gwendy Rozo, estudiante de Artes Plásticas y de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Colombia, comenta que el propósito del juguete es atender la necesidad de los padres de fortalecer hábitos y rutinas en sus hijos, como hacer tareas u ordenar el cuarto.

El pangolín es un mamífero de cuerpo alargado, con la cabeza, el dorso y la cola protegidos por escamas córneas duras y puntiagudas, que se pueden erizar, especialmente cuando se enrolla en bola para defenderse.

Se buscó que este juguete –de batería recargable– fuese llamativo por sus colores y formas, además de detalles como luces y vibraciones, elementos tecnológicos que generan inquietud en los más pequeños.

“En el Laboratorio de Diseño trabajamos patrones de colores llamativos para los niños, en este caso escogimos un tono aguamarina, un azul más fuerte y el naranja, que son los contrarios”, cuenta el creador, y explica que el dispositivo es muy parecido a un “bolitrón”, pelota de goma elástica deformable unida a un anillo a través de una tira del mismo material.

El juguete está construido con polietileno de alta densidad, material no tóxico, liviano y resistente a los golpes. Además cuenta con una capa protectora de silicona estimulante al tacto, igualmente no tóxica para los niños.

Por su parte, Fabián Camilo Fagua, estudiante de Diseño Industrial de la Nacional, explica que este juguete puede acompañar a los niños en sus tareas diarias. Por ejemplo, Stratis le recuerda al niño que debe ir a bañarse o hacer sus actividades del colegio a partir de un microcontrolador encargado de programar las tareas que el adulto le asigne al niño.

Información vía Bluetooth

“Si la mamá desea que el niño se bañe a cierta hora del día, a través de Bluetooth puede habilitar el intercambio de información entre el juguete y su dispositivo móvil para programar la actividad. Asimismo cuenta con un sensor NFC que permite cambiar de tarea, según el lugar y el momento del día”, explica el estudiante al referirse a algunos detalles internos del juguete.

En ese sentido, Stratis le avisará al niño que debe cumplir con la tarea, por medio de una estimulación sensorial y visual de luces rojas, azules, verdes y blancas.

Para su diseño se usaron herramientas de prototipado rápido tanto electrónicas como de objeto, así que la estructura dentro de esta “pelota de goma” está impresa en tres dimensiones. El circuito usa un dispositivo electrónico llamado arduino y una batería recargable; además los leds son inteligentes, lo que le permite cambiar de color.

“Propusimos estaciones o lugares en los que se va a posicionar el objeto, entonces el niño debe llevarlo a esa estación –que puede ser el baño– con lo cual la mamá sabrá que se está cumpliendo la tarea asignada”, cuenta el estudiante.

Finalmente, aclara que este no es un juguete para supervisar sino para acompañar al niño, que lo incentiva a seguir una rutina a través del objeto, que con pulsadores desactiva las alarmas cuando ya se ha cumplido la actividad.

Dicho proyecto, que continúa en desarrollo, también contó con la participación de los estudiantes Pedro José Romero León, Diego Felipe Sarmiento Aranda y Sergio Giraldo, de Diseño Industrial de la Universidad Nacional

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.