El jefe de la Oficina de Gestión Territorial de Minsalud, Luis Fernando Correa, coordina los detalles para que al llegar 14 ciudadanos, la tripulación y el personal de salud, entren en cuarentena.

Al llegar al país entrarán en un periodo de cuarentena de 14 días bajo todas las medidas de bioseguridad. Un grupo de expertos en salud viajará en el avión dispuesto por la FAC y otro realizará el monitoreo en el lugar de cuarentena.

Con el objetivo de garantizar la seguridad y atenciones de los colombianos que llegan de Wuhan, en China, el Ministerio de Salud ha establecido una serie de protocolos para brindar las condiciones de bioseguridad para que tanto ellos, como quienes estarán a su alrededor, estén protegidos y brindar así toda la tranquilidad al país.

Antes de salir de China el gobierno de ese país ha tomado medidas para que las personas que emigran de su territorio no tengan síntomas ni otras características que los pueda asociar con el coronavirus COVID-19, por eso es importante recalcar que las personas que vienen hacia Colombia se encuentran bien de salud.

“El Ministerio de Salud ha coordinado los detalles necesarios para que cuando estos ciudadanos lleguen al país —incluyendo la tripulación y las personas de salud que viajan en el vuelo de la Fuerza Aérea Colombiana— esté todo listo para su recibimiento y periodo de cuarentena”, afirmó en rueda de prensa Luis Fernando Correa, jefe de la Oficina de Gestión Territorial, Emergencias y Desastres de Minsalud.

Este período durará 14 días y contará con las condiciones de seguridad, salubridad y comodidad necesarios. Durante estos días se mantendrá un monitoreo permanente sobre la salud de cada uno de ellos, y análisis permanentes para descartar alguna condición que se pueda relacionar con el COVID-19.

“Se aplicarán los protocolos establecidos para asegurar el diagnóstico de la manera más rápida e iniciar el tratamiento de ser necesario. Desde que aterrizan hay varios procedimientos, el minuto a minuto de su llegada está previamente determinado”, dijo Correa.

El lugar donde permanecerán al llegar a Colombia, distinto a una entidad hospitalaria, permite que cada persona tenga un alojamiento individual, lo que garantiza mayor aislamiento y reduce los riesgos de contagio si se llegará a presentar alguna sintomatología. Además, un grupo de personal de salud, ajeno al que integra la misión que viajará, estará a cargo de hacer el seguimiento permanente de los viajeros.

Por las características y duración del vuelo, en coordinación con la FAC y el Instituto Nacional de Salud, se determinó que el grupo de especialistas en el avión estará integrado por dos médicos, una enfermera profesional, una auxiliar de enfermería y un psicólogo. Adicionalmente, el INS ha dispuesto otros dos médicos expertos en vigilancia epidemiológica.

“Con la Secretaría de Salud de Bogotá tenemos diseñada una ruta clara y concreta en caso de que se presente algún enfermo durante el periodo de cuarentena”, agregó Correa.