Asociaciones de pacientes señalaron que las dificultades para el acceso a la salud se han incrementado en un 80 por ciento debido a la pandemia y al manejo de los recursos de las Eps.

 

Diferentes actores del sistema de salud coinciden en la necesidad de ajustar la metodología de Presupuestos Máximos mientras se mantenga vigente, tomando medidas que atiendan indicadores en salud, incidencia y prevalencia de patologías como cáncer y un cálculo adecuado de los Techos del No PBS.

Según datos de la Fundación de Leucemia y Linfoma, más de la mitad de los pacientes con cáncer (59%) ha tenido alguna dificultad para acceder a los servicios de salud durante la cuarentena.

Entre las principales fallas reportadas están: cancelación de citas con especialista por parte de la IPS/ EPS, demora en la entrega de medicamentos y la cancelación o aplazamiento de quimioterapia. Adicionalmente, al 77% de los pacientes adultos con cáncer no se les cumple con la entrega de medicamentos y otros servicios ambulatorios a domicilio.

Estos datos fueron expuestos durante la segunda mesa virtual de ‘Más allá del lazo’, una iniciativa creada por fundaciones y asociaciones de pacientes que busca abrir espacios de diálogo con los actores del sistema de salud sobre la realidad del cáncer en Colombia.

La segunda mesa virtual tuvo como tema central analizar el impacto de la medida de Presupuestos Máximos o Techos, que empezó a implementarse desde marzo de este año, en la atención de pacientes oncológicos, y contó con la participación de Gustavo Morales, presidente de Acemi, que agremia las EPS del régimen contributivo; Elisa Torrenegra, directora de Gestarsalud, que agremia las EPS del régimen subsidiado; y Yaneth Giha, presidenta ejecutiva de Afidro, entre otros.

En el evento se estableció que, si bien la emergencia sanitaria ha generado dificultades notorias para el sistema de salud, se ha evidenciado un incremento en las barreras de acceso en lo corrido del año, que también coincide con la entrada en vigor de la resolución de Techos.

Así mismo, los panelistas y asistentes coincidieron en que, si bien la tendencia de prescripciones de medicamentos y servicios no incluidos en el plan de beneficios está mejorando desde el mes de mayo, la prescripción en sí no es garantía de acceso.

A pesar de que en varios espacios el Ministerio de Salud ha anunciado la transitoriedad de la norma y el interés en que Colombia pase a tener un Plan Único de Beneficios en Salud, los participantes coincidieron en que el tiempo en el que se mantenga esta metodología de Presupuestos Máximos, se tomen medidas que atiendan las necesidades de los pacientes y solucionen las dificultades que ya se evidencian, teniendo en cuenta indicadores en salud, e incidencia y prevalencia de patologías como cáncer,  y se realice un cálculo adecuado de los Techos del No PBS.

Para Yaneth Giha, presidente ejecutiva de Afidro, está pendiente avanzar en el mecanismo de compensación ex post que busca reconocer la gestión del riesgo frente a la atención integral del cáncer, así como la importancia de contar con una única metodología de valor y fortalecimiento del Instituto de Evaluación de Tecnologías en Salud (IETS) que permita que Colombia no se quede rezagada en el acceso a la innovación farmacéutica.

Asociaciones de pacientes, como la Fundación Retorno Vital, han señalado que durante el 2020 las barreras de acceso a la salud se han incrementado en un 80%. Entre las barreras más frecuentes están la demora en la entrega de medicamentos y autorizaciones, así como la falta de estabilidad en las redes de prestación.

Frente a este tema, Gustavo Morales aseguró que, hasta principios de agosto, todas las 10 EPS afiliadas a Acemi han entregado más de 2 millones de fórmulas médicas a domicilio, más de 12.7 millones fórmulas médicas a terceros en puntos de atención para que el paciente vulnerable no tenga que desplazarse hasta la farmacia, y 6.7 millones de consultas de telemedicina.

“La entrada en vigor de Techos coincidió con la pandemia y es muy pronto para sacar conclusiones de sus efectos. Sin embargo, sí hay una preocupación y es que se debe revisar la fórmula del cálculo del Techo, porque los recursos asignados a las EPS son insuficientes”, reiteró.