Se trata de un aumento del 62,5 % en la meta de erradicación de cultivos ilícitos del año pasado, la cual era de 80 mil hectáreas.

Durante el 2019 fueron erradicadas 94.670 hectáreas por la Fuerza Pública.
El ministro de Defensa, Holmes Trujillo, dijo :  “Los análisis que hemos hecho nos llevaron a plantear esa meta de 130 mil hectáreas, teniendo en cuenta todas las herramientas disponibles”.

La definición de esta meta para el 2020 se basó en criterios técnicos, con el objetivo de lograr para el 2023 una reducción del 50 % de los cultivos ilícitos que según Naciones Unidas se registraron en Colombia en el 2017.