La más reciente intervención se hizo en 12 establecimientos de comercio en donde presuntamente estaban comprando, reparando, liberando y vendiendo celulares hurtados.

Al registrar se encontraron 10 equipos terminales móviles con reporte de hurto, extravío o alteración de IMEI, avaluados en $7 millones.  Igualmente, fueron aprehendidos 7 celulares por no presentar la documentación requerida sobre su procedencia . Estos aparatos fueron avaluados en $5 millones.

Los celulares encontrados fueron incautados y dejados a disposición de autoridad competente.  Se impusieron 3 órdenes de comparendo por incurrir en comportamientos que afectan la seguridad de las personas y sus bienes,  relacionados con equipos terminales móviles (Artículo 95 numeral 4 del Código de Seguridad y Convivencia Ciudadana).