La convocatoria al cese de actividades de este miércoles tiene como objetivo la defensa de la vida, la democracia, la salud, la paz, el rechazo a la alternancia educativa y la represión de la protesta social

Además, insistirán en el rechazo al modelo de la alternancia educativa propuesto por el gobierno, ya que las instituciones educativas oficiales no cuentan con condiciones y recursos para implementar los protocolos definidos en la resolución 1721.

Entre las principales razones por las que nuevamente el magisterio caldense alza su voz y solicita al gobierno nacional no a la represión de la protesta social,  evitar los asesinatos a líderes sociales, responder al pliego nacional de emergencia y a la reactivación de la negociación del pliego radicado por el comité nacional de paro; exigencias que reflejan el descontento de varios sectores sociales frente a las injusticias y la falta de compromiso y políticas del estado para con la población vulnerable.

Ya que el gobierno destinó 92 mil millones de pesos para que todos los colegios del país pueden realizar las adecuaciones necesarias, delegando entonces en los entes territoriales, las secretarías de educación y los directivos docentes esta responsabilidad. En este sentido, los educadores acentúan la orientación de la desobediencia civil, como un acto de resistencia y dignidad para salvaguardar la salud y la vida de toda la comunidad educativa.

Así mismo, el magisterio exigirá al gobierno un pronunciamiento y orientaciones frente a la evaluación de años de desempeño, otorgamiento de permisos sindicales, cobro cero de pruebas Icfes, rechazo a la desvinculación de educadores como los docentes provisionales y mayores de 60, un informe puntual de los recursos girados para el PAE y transporte escolar, así como, garantías, condiciones, adecuaciones e inversiones de los recursos para la continuidad del año escolar desde casa.

Durante esta jornada nacional se realizaron actividades de movilización en las calles, marchas, mítines, caravanas, expresiones culturales y folclóricas, plantones, entre otros. Las serán de carácter pacífico y democrático y conservando todos los protocolos y medidas de bioseguridad. Finalmente, el comité de paro nacional se unirá a esta jornada del magisterio con un paro nacional de todos los sectores el 21 de octubre.