Gracias al convenio más grande del país ejecutado por la Alcaldía de Manizales y el Comité de Cafeteros de Caldas, las familias recibirán este beneficio. Seguridad Alimentaria, es uno de los componentes y tiene una inversión de $37 millones 500 mil.

El convenio productivo entre el Comité de Cafeteros de Caldas y la Alcaldía de Manizales a través de la Secretaría de Agricultura continúa mejorando la calidad de vida de los caficultores del municipio. A la fecha, se han beneficiado 122 familias de los corregimientos El Desquite, Las Palomas, Manantial, Agroturístico, El Remanso y Panorama.

La meta de cobertura es 150 familias incluidas, 18 de las cuales son agricultoras. “Desarrollamos talleres sociales y técnicos, primero para construir un tejido social, entablar relaciones y estrechar vínculos y segundo para que aprendan a construir su propia huerta y se beneficien de ella”, indicó Cristina Torres, trabajadora social de la Secretaría de Agricultura.

Esta labor se desarrolla con un equipo especializado de la Secretaría de Agricultura, con el que se realizan visitas a las fincas y talleres especiales en las oficinas del Servicio de Extensión del Comité de Cafeteros. En ellas explican, capacitan y concientizan a cada familia sobre la importancia de la Seguridad Alimentaria y de una alimentación saludable. Los beneficiarios reciben dos tipos de kits según su ubicación: para zonas altas y zonas bajas.

El kit para zonas altas incluye: regadera, plástico, bandeja de germinación y puntillas, elementos con los cuales se busca la creación de huertas caseras. También semillas de apio, arveja, cebolla de huevo, cebolla larga, cilantro, espinaca, habichuela, lechuga, entre otras hortalizas, además semillas de aromáticas como: caléndula, coliflor, manzanilla, entre otras.

En este caso también se entrega una cartilla de Seguridad Alimentaria con indicaciones de siembra y recetas para la preparación de los alimentos. Por su parte, el kit para zonas bajas incluye: regadera, malla gallinera, polisombra, bandeja de germinación y puntillas. También semillas de tomate, repollo, pimentón, zanahoria entre otras semillas de hortalizas y aromáticas.

Además, cuenta con semillas de maíz y fríjol para la optimización de lotes de café en etapa de renovación. Gladis García, beneficiaria de la vereda La Argelia, agradeció por este beneficio y afirmó: “Con esta entrega, fortaleceremos el autoconsumo para nuestra familia.

Nos han enseñado cómo hacer nuestra huerta, cómo cultivarla y la importancia de abonar para que sea mucho más productiva”. Dato de interés • La Seguridad Alimentaria nació en los años 70. Busca que las personas tengan acceso a una alimentación saludable y suficiente para cubrir sus necesidades y garantizar la calidad de vida.