Manizales siempre se ha caracterizado por su civismo tanto en el espacio público como en el trato hacia el otro.

Esto les permite a sus habitantes ser anfitriones de aquellas celebraciones que brindan experiencias a extranjeros y citadinos.

Pero ¿Cómo celebrar en calma y seguridad? La respuesta la tiene la  Fuerza Pública, que inició sus labores ocho meses antes de la Feria.

Son hombres y mujeres que cuidan su familia, pero que también al salir de casa tienen presente que la ciudadanía depende de su labor.

El coronel Raúl Vera, subcomandante de la Policía Metropolitana de Manizales, define a la Institución como los amigos y protectores de la comunidad, quienes trabajan 24 horas sin descanso alguno. (audio)

Así como él, la teniente Karen Escobar es una protagonista también de esta festividad y señala que “trabajar por la gente es lo que más me motiva a continuar con esta hermosa profesión de ser una mujer policía”.

 Entre sonrisas y saludos cordiales reciben a las personas que visitan el  Centro Automático de Despacho (CAD), que a través de 473 cámaras observan la ciudad y con pantallas de última generación identifican los lugares que tienen cobertura permanente.

Un rostro amable de este espacio es la del intendente Luis Fernando Ospina, quien con ánimo señala que “cuando las familias salen a disfrutar de la ciudad nosotros cuidamos sus hogares y les podemos hacer seguimiento si es necesario”

Son 1.608 héroes, quienes con entrega y liderazgo, buscan que esta sea una Feria para todos, una Feria MÁS GRANDE