El valor anual de la cosecha superaría los $9 billones. Se proyectan recoger más de 7,5 millones de sacos (casi 55% del volumen anual).

Con todos los protocolos de bioseguridad y un adecuado trabajo conjunto e interinstitucional con las autoridades, los caficultores colombianos se alistan para recolectar, en pleno pico de la pandemia de covid-19, la segunda y mayor cosecha del año, expresó el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo.

“Estamos frente a un reto que solo es posible gracias a la unión y compromiso de un gremio que, durante 93 años de existencia, ha sabido superar las más grandes dificultades y cuyo sector sigue siendo el soporte social y económico en Colombia”, agregó el gerente general de la FNC.