El Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez Vallejo, presentó los principales logros de su gestión al cumplirse seis años de haber llegado al cargo.

Los resultados, dados a conocer en compañía del presidente del Comité Directivo, Carlos Alberto Cardona, y una joven caficultora (“Seis años construyendo juntos el presente y el futuro de la caficultura colombiana”), son el fruto de una estrategia clara, de la mano de un equipo humano comprometido con el bienestar de las familias cafeteras. 

Unidad y representación gremial

Desde su llegada y hasta hoy, la unidad gremial ha sido una de sus prioridades. Hoy el gremio es monolítico, se escucha a sí mismo, gestiona sus diferencias por medio de sus diversas instancias y cada vez tiene más espacios de diálogo y concertación.

El Gerente se propuso mantener un diálogo cercano y directo con los caficultores y lo ha logrado. Ha recorrido todas las zonas cafeteras y se ha reunido presencial o virtualmente con más de 40.000 productores. Se ha fortalecido la representatividad gremial de mujeres y jóvenes.

Como una clara muestra de confianza en la nueva dirección de la FNC y producto de la unidad gremial, y en virtud del lineamiento y autorización del Comité Directivo, en 2016 el Gobierno nacional renovó por 10 años más el contrato de administración del Fondo Nacional del Café (FoNC).

Una FNC más incluyente y mejor gobernada con reforma de estatutos

Como fruto de un diálogo amplio y constructivo desde la base y con el acompañamiento de los miembros de los comités departamentales y del Comité Directivo, la institucionalidad cafetera se vio fortalecida con la reforma de estatutos materializada en julio de 2017.

La inclusión del Código de Ética y Buen Gobierno en su articulado, el destacar la importancia del medio ambiente desde su objeto, la posibilidad de que un productor federado delegue su representación gremial y cédula cafetera en su hijo mayor de edad, cónyuge o compañero permanente, y resaltar la importancia de la participación de la mujer en los órganos de gobierno fueron algunas de las principales novedades para una FNC más incluyente, descentralizada y mejor gobernada. 

Una estrategia clara

Uno de los primeros aportes de esta administración fue definir una estrategia clara para la propuesta de valor de la FNC hacia sus partes interesadas, empezando por supuesto por los caficultores e incluyendo a clientes y aliados.

En el caso de los productores, procurar su bienestar (misión institucional) y mejorar su rentabilidad son dos brújulas inamovibles.

Esta nueva hoja de ruta fue aprobada por el Comité Directivo y este importante equipo le hace un seguimiento y control permanente a la estrategia de valor de la FNC.

En esa línea, el ambicioso Plan 100-100 aspira a que el 100% de las fincas cafeteras sean sostenibles a 2027 cuando la FNC cumpla 100 años. 

Por una caficultura productiva y rentable

Mediante una estrategia con sello propio, “Más agronomía, más productividad, más calidad”, otra de las prioridades de la mano con el Comité Directivo ha sido mantener productiva y rentable la caficultura colombiana, que hoy muestra los mejores indicadores de su historia:

La productividad promedio aumentó 14,1%, de 17,7 sacos por hectárea en 2015 a 20,2 sacos/ en junio pasado. El área sembrada con variedades resistentes aumentó casi 19%, de 70,8% en 2015 a 84,1% al cierre de 2020. La edad promedio de los cafetales se redujo 4,2%, de 7,2 años en noviembre de 2015 a 6,9 años a finales de junio.  

La calidad del café sí paga

Desde 2015 se ha profundizado el trabajo con las familias cafeteras para mantener la calidad y diferenciación del café colombiano, y para que todos los actores de la cadena reconozcan su verdadero valor y el trabajo de quienes lo producen.

La creciente comercialización de cafés especiales y de valor agregado se tradujo en 2020 en el pago de primas por USD 17,4 millones en favor de los productores. Las primas por estándares de sostenibilidad en 2020 alcanzaron $52.470 millones, en beneficio de 163.967 caficultores.

En 2021, Almacafé implementó la iniciativa de Taza Móvil, que busca llegar a todas las regiones cafeteras mediante un vehículo acondicionado como laboratorio que realiza pruebas de taza