La Dirección Territorial de Caldas entregó un balance actualizado de lesionados por pólvora hasta el 3 enero del 2021.

Los resultados arrojan una disminución representativa de casos por lesiones causadas por pólvora en comparación con años anteriores.

Dentro de la vigilancia se encuentra que:

  • 2019- 2020: 38 casos
  • 2020- 2021: 24 casos hasta el 3 de enero de 2021
Las cifras individuales por año al 31 de diciembre son las siguientes:
2019 cierra con 29 casos, 2020 cierra con 17 casos y hasta el 3 de enero de 2021 se acumulan 7 casos.
La disminución fue sustancial en las fechas del 24 y 31 de diciembre. Aunque las cifras son alentadoras en los menores de edad, causa conmoción que gran parte de los lesionados fueron mayores de 18 años, con 13 casos, y menores de 18 años, con 4 casos.
“Los municipios más afectados por lesiones son Manizales, Chinchiná y Marmato, y en cuanto al género, los más afectados son los hombres, con 14 casos” indicó Manuela Fernanda Toro, profesional de apoyo y vigilancia en Salud Pública de la Dirección Territorial de Caldas.

Las lesiones más frecuentes que se evidencian son quemaduras, laceración, fractura y amputación. Las partes del cuerpo en los que más se presentan estas lesiones son manos, cuello y cara, causadas por artefactos explosivos como papeleta, taco, tote y voladores.

Esta reducción en casos de lesiones no se hubiera podido lograr sin el apoyo de las entidades participantes: Policía Nacional, ICBF, Comisarías de Familia, entidades administradoras de planes de beneficio de Defensoría del Pueblo, Procuradurías, Alcaldía y en especial, los profesionales de vigilancia en Salud Pública y las secretarías de Gobierno.

A esto se suman actividades conjuntas de comunicación, decreto sobre prohibición de la pólvora, incautación y destrucción de la misma.