En el Día Mundial de la Lucha Contra la Depresión, es considerado un flagelo que impacta a la sociedad y que, por el confinamiento de la pandemia, ha generado que millones de ciudadanos lo padezcan.

La Organización Mundial de la Salud OMS la define como un trastorno mental común y estima que en todo el mundo el 5% de los adultos la padecen, cerca de 280 millones de personas.

Jaime Alberto Carmona Parra, profesor de la Universidad de Manizales en el pregrado en Psicología, el doctorado en Psicología y el diplomado en suicidología, entre otros, responde las inquietudes sobre el tema.

¿Qué es la depresión y cómo evoluciona?

La depresión es uno de los desafíos más grandes en el campo de la Salud Mental en este siglo. El gran problema del siglo XIX y buena parte del siglo XX fue la represión, en el siglo XXI es, sin duda la depresión. Es un problema de salud mental que puede llegar a convertirse en un trastorno grave que incapacita a la persona para la interacción social y para el desempeño de las tareas más sencillas y que puede llevarla al suicidio.

¿A quién afecta?

Podríamos decir que nadie está vacunado contra la depresión, es un trastorno que afecta a personas de ambos de todas las edades, clases sociales y culturas. No obstante, podemos decir que como trastorno mental está más presente en los grandes centros urbanos.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Un talante predominantemente triste que se prolonga en el tiempo sin que haya un motivo razonable que lo ocasione, la progresiva pérdida de interés por el mundo y las actividades que normalmente han sido importantes para la persona, la falta de ánimo. Estos son unos primeros signos importantes. Luego pueden aparecer otros síntomas significativos que nos anuncian que estamos ante un trastorno mental que requiere atención profesional, tales como las ideas autodenigrantes, las autolesiones y los comportamientos suicidas.

¿Cuáles son las causas de la depresión?

Existen muchos factores sociales que favorecen el desarrollo de la depresión, por ello es el mal de la época, pero también indudablemente existen procesos subjetivos individuales en los que también puede influir un favorecimiento neurológico.

¿Qué puede hacer alguien con depresión?

Lo primero es diferenciar la tristeza que es un sentimiento normal y saludable que experimentamos todos los seres humanos cuando tenemos una pérdida significativa, de un amor, un trabajo, un lugar, etc; de la depresión como problemática de salud mental. Frente a una tristeza razonable por un duelo lo mejor es apoyarse en la familia, los amigos, los libros, etc. y darle tiempo al trabajo del duelo para que se elabore de manera saludable. Si estamos ante una tristeza inmotivada que persiste, aunque toda marcha aparentemente bien, es razonable consultar a un profesional.

¿Qué papel cumple la psicología en estos tratamientos?

El único tratamiento que ha mostrado evidencias científicas de contribuir a superar el trastorno depresivo es la psicoterapia, es decir el tratamiento psicológico. Los medicamentos disminuyen los síntomas de manera temporal y pueden ser un apoyo en ese sentido, pero tienen ese límite.