Reclusos de la cárcel de máxima seguridad de Doña Juana afectados por temperaturas de 45 grados

CARCEL DORADA

La alcaldía de La Dorada puerto sobre el  río Magdalena y otras instituciones trabajan en facilitar equipos, agua y otros elementos que reduzcan el impacto del verano en la población carcelaria.


Las autoridades en el puerto de La Dorada en la zona del Magdalena Medio en el extremo oriente de Caldas, buscan soluciones a la problemática de 1.300 reclusos de la cárcel de máxima seguridad de Doña Juana, afectados por las altos temperaturas que llegan a los 45 grados.

El alcalde de la localidad, Diego Pineda, indicó que en el penal no existe sistema de aire acondicionado o ventiladores, debido a las exigencias de seguridad en ese centro de reclusión y los restantes del país, lo que hace que con el calor sea muy difícil la cotidianidad y la convivencia en los patios y al interior de las celdas.

Explicó que existe además el riesgo del aumento de virus y enfermedades, de difícil el control, teniendo en cuenta que hay una hacinamiento del 40 por ciento, de 800 cupos hay 500 reclusos más, de los permitidos por las condiciones estructurales del penal. Los detenidos permanecen sin camisa y aferrados a los barrotes de las celdas para contrarrestar el intenso calor, 45 grados en la sombra.

Según el mandatario con el apoyo de la secretaria de salud, las Eps que asisten a los internos, la personería, la Dirección Territorial para la Salud, el Inpec y la administración de la cárcel; entre otras instituciones, se buscan soluciones a esta problematica.

Entre otras ayudas: agua permanente para mantener los niveles de hidratación, alimentos líquidos, facilitar el ingreso de ropa fresca que llevan los familiares, así como agilizar la distribución de las raciones de alimentos, en horas que las temperaturas no sean tan altas.

Delegados de la Fundación Juan David Pineda, que trabaja con presos políticos y sus familiares, solicitaron facilitar equipos especiales para amainar el impacto del fenómeno del niño en la población carcelaria, de sedes ubicadas en lesa zona  y otras de mayor efecto, requerimiento que se hizo también al ministerio de Salud.

Los directivos del sindicato del Inpec, reconocieron que las condiciones de hacinamiento del penal, inciden de manera considerable en el aumento del calor, que hace sus condiciones, más difíciles, además del resto de problemas que afrontan, en especial la falta de una debida asistencia médica.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.