A propósito del acoso laboral

Se tramitan  60 quejas en el Eje Cafetero ante la procuraduría y el ministerio del trabajo. La cifra calificada de baja se atribuye al temor a denunciar.El asunto toma vigencia por lo sucedido en la Defensoría del Pueblo.

Los representantes de las seccionales en el Eje Cafetero de la dirección regional del Trabajo, señalaron que la discriminación laboral y el maltrato verbal son las principales denuncias  al incumplimiento de la ley  1010 del 2.006 que estableció las sanciones al acoso laboral.  60 casos incluida la relación de investigaciones a funcionarios del Estado y delegados de sector privado.

En las  tres seccionales del ministerio  del Trabajo en Caldas, Quindío y Risaralda se tramitan 21 procesos  contra  directivos  del sector empresarial, 39 contra funcionarios públicos en las delegaciones de las procuradurías provinciales de Manizales, Pereira y Armenia.

El director de la territorial del trabajo en Caldas, Diego Franco Molina, explicó que se tramitan 9 quejas por persecución laboral, discriminación, entorpecimiento  de las labores del empleado y presiones para abandonar el cargo. La  directiva de la institución en Risaralda Lina Vega, reportó 7 casos, en su mayoría por maltrato  e inequidad en la toma de decisiones con preferencias hacia alguien. En el Quindío se adelantan seis quejas.

Los funcionarios recordaron que el ministerio investiga las quejas de los empleados del sector privado y las procuradurías provinciales las de los funcionarios del Estado, esta última entidad recibió quejas en los  tres departamentos, en su mayoría por discriminación racial o sexual, el desconocimiento de resultados en concurso  internos de méritos, no tener en cuenta en los ascensos los meritos y la hoja de vida, maltrato verbal e inclusive persecución  sexual.

Abogados expertos en derecho laboral, indicaron que la cifra considerada como baja, obedece al temor de los empleados a denunciar por miedo a perder el empleo, a represalias o  la negativa a dar  recomendaciones por parte del empleador.

Indicaron que hay variables como el temor en el caso que incluyo al ex-defensor del pueblo, Armando Otálora y otros relacionados con las sanciones o multas al trabajador de no comprobarse el acoso laboral.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.