Policía rescató a bebé recién nacido

Patrullas comunitarias controlaron los primeros minutos de vida de una niño con su mamá, encontrados debajo de un puente en Manizales. Ambos están fuera de peligro.

Trabajo en equipo, conocimientos básicos, apoyo emocional, actitud, solidaridad, amor, cuidado y protección son  algunos de los  momentos que vivieron los cuadrantes 7 del CAI Galán y el 13 del CAI Leonora, integrado por los patrulleros Herrera John Jairo, Muñoz Yeison, Acosta Hernan, y la patrullera Johana Ramírez, al enfrentar una situación alejada a la delincuencia, para vivenciar una de sus mejores experiencias.

Todos ayudaron a preservar  la integridad de una recién nacida  y la vida de su progenitora en los primeros minutos después de dar a luz. La historia inicio en la  madrugada del miércoles, a eso de las 05:30 am.  Al CAI Galán llega un habitante de residencia no formal pidiendo ayuda, para una mujer ubicada debajo del puente de la  Avenida Colon (Manizales ). Inicialmente el cuadrante 7 de este CAI, baja la empinada zona boscosa y escucha gemidos y llantos en medio de la oscuridad y el frió.  Los mismos sonidos los llevan  hasta un “Cambuche” improvisado con bolsas y palos, que identificaron alumbrando con sus linternas, allí encuentran una mujer y una bebe con pocos minutos de vida.

“Ambas estaban solas, a pesar que al lado de su improvisada morada habitan otras personas que fueron indiferentes ante la necesidad. Llamamos al 123 y nos comunicaron con tele-asistencia, seguimos los pasos de la operadora para atenderla, las condiciones eran bastante difíciles” manifiesta el Patrullero  John Jairo Herrera Prieto.

Su compañero, el Patrullero Yeison Mauricio Hernández Muñoz, solicita apoyo de una compañera, integrante de la cuadrante 13 del CAI la Leonora, por sus conocimientos en salud. “Como  padre es satisfactorio, formar parte del milagro de la vida” menciona el uniformado.

Juntos alentaron a la mamá de aproximadamente 30 años mientras se quejaba del dolor, “Valentía mujer” le pedían a la habitante de residencia no formal. También estuvieron pendientes  de la alimentación de la recién nacida.

Al llegar la mujer uniformada se encargó de la situación. “El niño estaba desabrigada en medio del frio, nos vimos en una situación precaria; con mis manos le limpie el rostro y sus vías respiratorias para que llorara con facilidad, mis compañeros me pasaron una cabuya y le amarre el cordón umbilical.” Menciona la Patrullera Johana Zapata Ramírez, quien le frotaba repetidamente con  sus manos la espalda de la recién nacida para darle calor corporal.

Su compañero el Patrullero Hernán Hurtado, trato de contactar a familiares de la mujer pero no se logró ubicar a nadie. “No es fácil vivir esta experiencia humana y ver a una bebe nacer en estas condiciones” menciona el uniformado

Finalmente llegó la ambulancia de la Defensa Civil, los cuatro uniformados subieron a la mujer a la camilla y la sacaron de la oscuridad.  “María de los ángeles” así llamó la valiente madre a su bebe. En la actualidad ambas se encuentran a salvo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.