Confa y Fundación Postobón entregarán bicicletas

El programa MiBici-Postobón entregará cien bicicletas a estudiantes de Samaná, La Victoria, Manzanares, Marquetalia y el corregimiento de San Diego.

Estas bicicletas hacen parte de la alianza hecha entre la Caja de Compensación y la Fundación Postobón. Los beneficiados, jóvenes de 8°, 9 y 10° de básica secundaria y media,  ahorrarán cerca de un 60% en tiempo durante sus desplazamientos.

Por medio de esta alianza se entregarán bicicletas , del programa Mi Bici Postobón, en los municipios de Samaná (23 bicicletas), La Victoria (30 bicicletas), Manzanares, Marquetalia y el corregimiento de San Diego, las cuales están acompañadas de un kit compuesto por chaleco y casco.

Los beneficiarios tendrán, además, derecho a una póliza de seguro y dispondrán de un mecánico residente en el municipio, que se encargará de realizar el mantenimiento de su bicicleta.

El programa Mi Bici Postobón busca fortalecer la educación básica y media en el sector rural, usando la bicicleta como herramienta que reduce la deserción escolar en las instituciones educativas rurales.

De igual modo, el programa aporta al desarrollo físico y cognitivo de los jóvenes que participan en él, quienes utilizan la bici como medio alternativo de transporte, estimulando así la creación de hábitos de vida saludables y activos en los estudiantes.

“Con esta alianza, contribuimos  con el mejoramiento de la calidad de vida en la ruralidad caldense, un tema que es clave en los propósitos de Postobón. Gracias al programa Mi Bici Postobón, se han entregado más de 8.000 bicicletas en ocho departamentos del país”, dijo Catalina Echavarría, directora de la Fundación Postobón

Para Juan Eduardo Zuluaga Perna, director de Confa, “la entrega de estas bicicletas aporta a la movilidad de los estudiantes y de sus familias, contribuye a la permanencia de los estudiantes en las actividades curriculares y extracurriculares,  y a largo plazo se convierte en un activo familiar que aporta a la felicidad de las mismas y al fortalecimiento de hábitos de vida saludables”.

El Dato:

Una de las principales razones por la cual los jóvenes no estudian secundaria en el campo  es la falta de motivación y gusto por el estudio.

Esto, seguramente, está relacionado con la baja pertinencia de los contenidos de la educación rural a su entorno. La segunda razón, es la falta de dinero para acceder a la oferta educativa.

La tercera, es la distancia existente entre sus hogares y las instituciones educativas.  (Fuente: El compromiso de las Cajas de Compensación Familiar con el Campo y la Paz 2016).

El programa Mi Bici Postobón, suple directamente la tercera razón, acortando los tiempos de desplazamiento de los estudiantes y, por ende, impactando en los demás condicionantes que generan la deserción escolar en el campo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.