Gripas y resfriados aumentaron atención hospitalaria

Las consultas y urgencias ascienden a 2 millones 747 mil y las hospitalizaciones a 96 mil. Nueve mil pacientes requirieron cuidados intensivos, cifra de la ultima semana.

Es habitual que, con las lluvias y los cambios de temperatura de ésta época del año, se presente un aumento de enfermedades respiratorias, que de acuerdo con el Boletín Epidemiológico más reciente del Instituto Nacional de Salud –INS-,

Si bien afectan en mayor número a menores de 5 años (46,3%), también impactan considerablemente a adultos mayores, pues el 20,9 % de los casos presentados se registraron en personas de 60 años y más.

 Seguramente usted hace parte del gran porcentaje de colombianos que, por esta época, han sufrido de la presencia de tos, malestar general, congestión nasal, escalofrío y algún síntoma adicional; que son indicio de la presencia de una infección respiratoria.

 Si bien estos cuadros gripales, suelen ser manejados de manera ambulatoria con medicamentos, y hasta con remedios caseros, el número de personas que requieren una asistencia mayor es considerable.

 Precisamente el mismo boletín informó, que hasta la semana entre el 19 y 25 de mayo, la cifra de consultas ambulatorias y urgencias ascendió a 2.747.100 registros, mientras que las hospitalizaciones llegaron a las 96.535 en sala general y 9.709 requirieron de una Unidad de Cuidados Intensivos.

 Del cuidado que se tenga frente a los síntomas, se pueden evitar complicaciones que requieran una atención mayor, de allí que NUEVA EPS este adelantando un plan de contingencia en sus IPS exclusivas para que los afiliados reciban aquellas recomendaciones que permitan prevenir la enfermedad y manejarla cuando ya se ha presentado.

¿Cómo mantenerse sano?

Practique y mantenga hábitos higiénicos como el baño diario con agua y jabón; en especial el lavado frecuente de las manos después de ir al baño, antes de comer y después de estar en espacios públicos (Transmilenio, calle, cine).

Evite el contacto con personas enfermas y protéjase de cambios bruscos de temperatura.

Mantenga los sitios comunes limpios y ventilados, evitando corrientes de aire. Aspire con frecuencia tapetes y cortinas para evitar el polvo.

Procure el consumo frecuente de frutas y verduras.

Si ya estoy con la enfermedad:

– Identifique si tiene alguna enfermedad de riesgo que implique administración de medicamentos para tratamiento ambulatorio, previa prescripción médica.

-Para tratar dolor de cabeza o en las articulaciones, use analgésicos.

-Consuma líquidos apropiados y abundantes.

-Repose y en lo posible permanezca en casa.

-No fume y evite exponerse al humo.

ü  Cúbrase la boca al toser o estornudar. Use tapabocas cuando vaya a tener contacto con otras personas.

ü  Utilice toallas de papel para contener las secreciones respiratorias y bótelas a la basura después de su uso.

ü  Evite permanecer en espacios reducidos con gran número de personas

ü  Esté atento a los síntomas o signos que requieren atención médica.

Signos de alarma que ameriten consultar al servicio médico

-Fiebre mayor a 38 grados que no cede con medicamentos, para ello es recomendable tomar de manera continua la temperatura con un termómetro.

-Secreciones que cambian de color

-Dificultad para respirar y que se evidencie una inhalación abdominal

-Si los labios se ponen de tono morado y/o si presenta dolores en el pecho.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.