El gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo, llegó a la vereda El Chuzo para entregar ayudas humanitarias a los afectados por el fenómeno meteorológico el pasado 27 de octubre.

Es la primera vez que un mandatario de los risaraldenses llega a este apartado sector, y allí efectuó la entrega de 550 hojas de zinc, 30 mercados y 220 veinte amarras, gestionadas a través de la Coordinación Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres.

El presidente de la Junta de Acción Comunal del sector, Alexander Arango dijo «aquí tuvimos muchas familias afectadas porque al 80 por ciento de ellas, la granizada les tumbó el café».