En jurisdicción de Neira, la Policía, el Ejército y Corpocaldas adelantaron un nuevo operativo contra la explotación ilícita de yacimientos mineros y contaminación ambiental .

Los uniformados llegaron a la vereda El Bosque, guiados por información de inteligencia y de la red de participación civica que indicaban sobre la presencia de un grupo de personas que desarrollaban actividades de explotación ilícita “sin los permisos requeridos y utilizando maquinaria de forma indiscriminada”.

El operativo sorprendió a los hoy capturados en momentos en que encontraban realizando labores auríferas a cielo abierto y afectando fuertemente el medio ambiente, además de incautarles 2 plumas, 4 motores, 1 motobomba, 150 MTS de manguera de 3 pulgadas y 3 motores sumergibles, todos estos elementos están valuados en 40 millones de pesos.

Así mismo, en la valoración del daño ambiental en los componentes aire, suelo, fauna, comunidad que son los más afectados en este tipo de explotación, se logró comprobar que el recurso suelo fue el más afectado por la erosión, ocasionando que la tierra perdiera sus nutrientes, convirtiéndose en suelo árido e infértil para las futuras generaciones.

La flora, material arbóreo y la cobertura vegetal fueron destruidos, por lo cual las especies silvestres fueron desplazadas.

Las 23 personas capturadas y los  elementos incautados fueron dejados a disposición de la Fiscalía de Neira, por el delito de Explotación ilícita de yacimientos mineros y otros materiales.