El reporte de la dirección nacional del Inpec, indica que son 51 las personas fallecidas y más de 30 heridos que deja el amotinamiento y posterior incendio en la cárcel de Tuluá en el centro del Valle, ocurrido después de la medianoche del lunes. La cifra incluye a 6 guardianes del centro de reclusión fallecidos.

Explicaron que fue un intento de fuga y que posteriormente desencadenó un amotinamiento donde los internos provocaron un incendio. Los heridos con quemaduras, golpes y asfixia fueron atendidos por los bomberos voluntarios de Tuluá.

Los hechos ocurrieron en el pabellón número ocho del reclusorio donde se encuentran más de 1.200 internos en total hacinamiento.

El General Tito Castellanos, director del INPEC dijo que la situación se registró en el segundo piso del centro de reclusión, que la cárcel tiene 1.267 privados de la libertad y el hecho se registró en el pabellón número 8.

Aseguró además que algunos miembros de los organismos de socorro siguen intentando sacar a los privados de la libertad, para mermar los efectos de la situación y para que no aumente la cifra de muertos.