Después de seis meses esta actividad física volvió a sus espacios habituales como las avenidas Santander, 12 de Octubre y La Sultana. Cerca de 5.000 ciudadanos.

El secretario de Deporte, Carlos Alberto Arias Jiménez, habló sobre este espacio: “el impacto de la pandemia en la salud mental y física es grande. Por ello el respaldo frente a la medida es indiscutible. Necesitamos implementar, insistir y recomendar a todos quienes salen a disfrutar del espacio público, practicar el autocuidado, para que con respeto, responsabilidad y solidaridad, hagamos uso de los protocolos y medidas de bioseguridad”.

El clima favoreció todas las actividades: aeróbicos, tenis de mesa, fútbol, actividades físicas para personas con discapacidad y manualidades para niños.

Juan Camilo Aristizábal Cardona, en compañía de Orión, su bernes de la montaña, agradeció a la administración por la ciclovía: “es una forma de realizar actividades físicas los fines de semana porque algunos no podemos en semana. Además porque podemos sacar a pasear a nuestras mascotas”.

En Chipre los aeróbicos fueron los protagonistas, y Marta Lucía Rojas, quien hasta marzo no realizaba esta actividad, se mostró contenta: “me parece muy bien y apropiado que haya vuelto. Hacía mucha falta y nos sirve mucho a todos realizar este tipo de actividades físicas”.

El personal de logística de Fundación Misión Verde, y los licenciados del Cencaf de la secretaría de Deporte de la Alcaldía de Manizales, recalcaron a los deportistas y ciudadanos sobre el autocuidado y el cumplimiento de protocolos.

El secretario Arias recalcó en que: “Llevar el tapabocas, hidratarse constantemente y mantener un distanciamiento social responsable, permitirán a este gobierno continuar con la apertura gradual y responsable de los escenarios públicos”.

La ciclovía se mantendrá de ahora en adelante en la ciudad, siempre y cuando los ciudadanos atiendan las medidas de autocuidado y la emergencia sanitaria se mantenga en un comportamiento estable.