En los últimos dos meses, se ha decomisado material forestal en zona rural de Victoria, La Dorada y Manizales, sin contar con la autorización corrspondiente. Siete personas han sido detenidas por la Policía.

 Con el objetivo de combatir la ilegalidad en el aprovechamiento, transporte y comercialización de la madera y demás productos del bosque, la autoridad ambiental adelanta varias estrategias enfocadas a la Gobernanza Forestal, entre ellas visitas a predios para atender denuncias ciudadanas y operativos en vías nacionales y departamentales con el acompañamiento de la Policía Nacional (Carabineros y Policía Ambiental).

En la vereda Vega Grande, del municipio de Victoria, 3 personas realizaban aprovechamiento antitécnico y no autorizado de 8 metros cúbicos de guadua esterilla y 2 metros cúbicos de guadua tarro en un área aproximada de media hectárea.

En la vereda Canaan, del municipio de Victoria, se realizó aprovechamiento forestal sin la respectiva autorización de 6 árboles de cedro (Cedrela odorata) y caracolí (Anacardium excelsum). En el área se encontraron 8 metros cúbicos de madera aserrada.

En el municipio de La Dorada, se decomisaron preventivamente 15.87 metros cúbicos de guadua en forma de esterilla, que era transportada en un vehículo sin el correspondiente Salvoconducto o Guía de Movilización.

En la vereda El Chuscal, municipio de Chinchiná, se decomisaron 24,15 metros cúbicos de guadua.

Estas actividades pueden transgredir la normatividad ambiental vigente, conforme al Decreto Ley 2811 de 1996 (Código de Recursos Naturales), el Decreto 1076 de 2015 y la Resolución 1740 de 2016.

Afectaciones ambientales

  • Destrucción de flora y disminución de las áreas de bosques existentes en las fajas forestales protectoras que regulan el caudal de las fuentes hídricas.
  • Desplazamiento de mamíferos, reptiles y aves, ocasionando en algunos casos la muerte de algunos de ellos.
  • Pérdida de beneficios ambientales y de la biodiversidad.