El 5 de mayo de 1952 se creó la escuela, inicialmente con el nombre de “Escuela de Policía Caldas” en homenaje al primer gobernador, Alejandro Gutiérrez.

Su gestión hace posible la donación de 17 hectáreas donde estaba ubicada en aquel entonces la hacienda “La Suiza” (entre el barrio minitas y la sultana de la ciudad de Manizales).

El primer director fue el t eniente segundo Alfredo Castro Álvarez, a la fecha se encuentra la teniente lcoronel Sandra Bibiana López Duque. Durante 69 años han pasado 67 directores.

Un breve reseña histórica fue publicada por la oficina de comunicaciones de la institución:

En medio del desarrollo urbanístico en la ciudad de Manizales se encuentra ubicada la Escuela de Carabineros Alejandro Gutiérrez, con imponentes bloques académicos y alojamientos para albergar aproximadamente novecientos estudiantes. En la actualidad avanza en la construcción de una nueva y moderna planta física. En 69 años de historia, la Escuela ha avanzado satisfactoriamente a un centro especializado en la formación de los futuros policías al servicio de la patria. Todavía se conservan grandes áreas verdes con árboles y vegetación nativa de esta región que hospeda varias especies de aves, animales e insectos. Para la ciudad de las puertas abiertas es un sitio emblemático, histórico e inclusive turístico.

Grandes proyectos se han realizado en la región cafetera; en Caldas, Risaralda y Quindío la Escuela aporta significativamente al desarrollo de las comunidades con proyectos sociales y actividades incluyentes que fortalecen las competencias ciudadanas y el emprendimiento sostenible. Se coordinan y son apoyados por entidades públicas y privadas, organizaciones sin ánimo de lucro, ONG, universidades, grupos sociales y comunidad en general.

Una escuela que trabaja en equipo por el bienestar, la paz y la convivencia

Para el año 2020 y lo que va del 2021, la Escuela de Carabineros Alejandro Gutiérrez, se alineó y adaptó a las directrices del Estado Colombiano y de la Dirección General de la Policía Nacional para continuar con la formación académica, pasando desde la presencialidad a la virtualidad por varios meses. Las vicisitudes derivadas de la crisis sanitaria por el Covid -19, nos alejaron de zonas de confort en las aulas y del trato cercano, sin embargo, las Escuelas de formación policial no podían detener el proceso educativo, y ahora más que nunca el esfuerzo debe ser indeclinable en la formación profesional de hombres y mujeres con capacidades y competencias para apoyar las necesidades de seguridad de nuestro país.

Los Profesionales de la ESAGU, le dieron un giro al desarrollo programático académico, vinculando la creatividad y el sacrificio, para finalizar con éxito la meta planeada, logrando la Graduación para el año 2020 de 586 nuevos patrulleros, como Técnicos Profesionales en Servicio de Policía, que ahora están laborando en diferentes lugares del territorio colombiano. Además, se actualizaron y retroalimentaron en varias áreas del saber policial, 4.404 profesionales de Policía, de diferentes grados y especialidades del servicio.

Formación de policías con disciplina social

Posterior al primer año de estar la pandemia entre la humanidad, incluso en una tercera ola del contagio, la Escuela se mantiene con rigurosos protocolos de bioseguridad, soportado en una disciplina social, entendida desde el autocuidado y acatamiento de las normas internas que nos permite continuar con la educación presencial. El apoyo de las autoridades gubernamentales y entidades privadas en esta situación ha sido vital, permitiendo desarrollar 91 jornadas de desinfección, 131 controles y asepsia con hipoclorito, la instalación de puntos de desinfección y asignación mensual de Kits de Bioseguridad con elementos de protección.

La educación Policial

Potenciamos el conocimiento con enfoque humanista e integral. Logramos para el 2020 las metas trazadas en atención al proceso misional de “Formación”, gracias a la implementación de la estrategia pedagógica de apoyo a la presencialidad.  La institución a través de la Escuela, invierte en promedio 255 millones de pesos en la contratación de docentes externos para la capacitación de 257 estudiantes que se titularon como Técnicos Profesionales en Servicio de Policía y 532 auxiliares de policía que se titularon como “Técnico Laboral por Competencias en Gestión Social para la Seguridad”, quienes prestaron su servicio en diferentes unidades de policía, ubicadas a la largo y ancho de la Región de Policía No. 3 – Eje cafetero.

En 178 eventos, 4.404 funcionarios que laboran en la Región de Policia N° 3, se actualizaron en temas como: Seguridad, Uso de la Fuerza, Sistema Táctico Básico Policial, Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, Empleo de Elementos y Dispositivos Menos Letales, entre otros, un gran porcentaje, lo realizaron  desde la virtualidad.

La Proyección Social y Seguimiento al Egresado

Para la Escuela de Carabineros intercambiar información con la comunidad es la oportunidad de hacer paz. La proyección social es la manera concreta, eficaz y responsable de aportar a la solución de problemas sociales. Durante el año 2020 se ejecutaron 108 actividades, beneficiando un total de 19.954 ciudadanos en temas para el liderazgo y el desarrollo, en la prevención con responsabilidad, promoción de la cultura de protección ambiental y en metodologías aplicadas a las tecnologías de información y comunicación “TIC”.  Para el 2021, la meta es impactar una cifra mayor de personas con actividades apoyadas por escuelas, colegios, universidades, institutos educativos, juntas de acción comunal, entidades administrativas, fundaciones y comunidad en general.

La Investigación

Apropiamos la investigación científica para el conocimiento de integrantes de la institución en el planteamiento de alternativas a la solución de problemáticas institucionales y aquellas derivadas de la sociedad. Actualmente la Escuela tiene vigente tres convenios de cooperación académica con la Universidad de Manizales, La Fundación Universitaria Autónoma de las Américas y el Instituto Colombo Americano.

Se realizan dos proyectos de investigación para la consulta y conocimiento de lecciones aprendidas. El primero, se enmarca en el fortalecimiento de las habilidades socioemocionales para el mejoramiento del servicio de policía. “Una apuesta por la cualificación de la formación policial; la segunda, programa de acercamiento a la comunidad para el fortalecimiento de la

triada policía – comunidad – autoridades”.

Se participó en el fortalecimiento de la cultura de colaboración entre las instituciones de educación superior y centros de investigación con el programa “DELFIN” y con la red regional de semilleros de investigación “RREDSI”.

Se consolidaron actividades académicas relevantes, en las que participaron más de 6.000 personas, destacando:

  • Primer Conversatorio Internacional: Derechos Humanos y Seguridad Ciudadana en Tiempos de Pandemia”, en la que participa ponentes y asistentes de Colombia, España, Argentina y México.
  • Tres encuentros virtuales de cátedra de paz y derechos humanos, en alianza con la Universidad Nacional de Colombia, Universidad de Manizales y Universidad Militar Nueva Granada.
  • Siete ciclos de conferencias referente al “Fortalecimiento familiar en tiempos de COVID”, con la Universidad del Área Andina.
  • Primer foro departamental: Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, una herramienta para la construcción social.
  • El X Congreso Virtual de Delitos Transnacionales e Investigación Criminal y VII Internacional de Ciencia Penal y Criminalística.

Ejecución de proyectos sociales para la comunidad

La sostenibilidad alimentaria en tiempos de COVID es primordial para colectivo social, la Escuela tomó la iniciativa en el proyecto denominado “Agricultura Urbana y Vivero Sostenible”, alienado a los objetivos Nro. 2 “Hambre cero”, Nro. 4 “Educación de calidad” y Nro. 11 “Ciudades y comunidades sostenibles” del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

 

Para el funcionamiento del proyecto se adecua en la Escuela un vivero con más de 300 especies.  Se realiza la alianza con entidades en la gestión de capacitaciones, insumos y materiales. 297 alumnos adquieren y multiplican el conocimiento por medio de la virtualidad a 1782 ciudadanos de sus regiones; cerca de 600 familias ubicadas en 13 Departamentos del país se beneficiaron. En la primera fase se intervino el centro de desarrollo infantil “La Isla”, en Manizales, instalando una huerta urbana en coordinación con la Gobernación de Caldas y Corpocaldas, extendiendo las actividades por el eje cafetero.

Unión de esfuerzos y conocimientos para la construcción de la paz y la convivencia: Convivir con la pandemia es un reto diario para la humanidad, en la actualidad la capacidad institucional educativa de la Escuela, esta soportada en la disciplina castrense, alimenta la disciplina del autocuidado en atención a los protocolos de bioseguridad para dar continuidad en la formación del personal policial dentro de las instalaciones; contribuyendo con ideas y hechos que promueven la interacción con la comunidad a través de la Educación, la Investigación y la Proyección Social.

Para el 2021, la ESAGU se proyecta a materializar: la construcción de una casa táctica, en atención al fortalecimiento de las habilidades que debe tener un uniformado en el servicio de policía que busca adaptar las capacidades a los retos que demanda las complejidades sociales, financiada por la “Sección de asuntos antinarcóticos y aplicación de la Ley” (INL por su sigla en inglés). La construcción de una pista automovilística para el servicio, el XI Congreso Internacional Delitos Transnacionales e Investigación Criminal y el VIII Congreso Internacional de Ciencia Penal y Criminalística, la segunda fase del proyecto “Agricultura urbana y vivero sostenible”, el desarrollo del proyecto ECOPLAS (reciclaje para el beneficio social y ambiental) y el desarrollo del proyecto integral para desestimular el consumo de sustancias prohibidas en entornos educativos. Estas metas planteadas sobresalen entre otras actividades tendientes a la responsabilidad social, apoyo e intercambio de conocimientos con instituciones y universidades que coincidimos en diferentes áreas del saber.

Continuamos con la inmersión del conocimiento apoyada por espacios creados como simuladores tácticos y pedagógicos buscando la práctica vivencial. Tenemos la sala “CIEPS” (Centro de información estratégica policial seccional) espacio estratégico del orden operacional en el cual se desarrolla el análisis de la información para la planeación, orientación, evaluación y retroalimentación del servicio de policía, dirigido a la solución de las problemáticas que afectan la convivencia y seguridad de la jurisdicción.

También contamos con un aula simuladora de la sala de audiencias, como el escenario vivencial donde el estudiante pone en práctica habilidades, destrezas y competencias asociadas a la oralidad en los procesos guiados por la experiencia de los profesores.

Actualmente la escuela capacita dos compañías con rigurosas medidas de bioseguridad, 323 estudiantes se forman con un enfoque por competencias, para impactar los campos del ser, saber y saber hacer, con el objetivo de servir a la comunidad de manera integral con una vocación social, fortaleciendo los principios y valores como agentes garantes de derechos, libertades y potenciales promotores de convivencia y seguridad ciudadana.  A mediados del mes de agosto, 158 hombres se gradúan y para los primeros meses del año 2022 finaliza otro numeroso grupo, titulados como “Técnicos profesionales en Servicio de Policía” después de haber superado cuatro áreas del saber: formación policial, formación jurídica, formación humanística e investigación y complementaria”.

Para este año a mediados del mes de mayo se espera la incorporación de aproximadamente 400 estudiantes a la Escuela.