Estrategias de carácter operativo y preventivo son las que ejecuta la Secretaría de Gobierno para combatir ese flagelo en las calles, especialmente en la zona céntrica de la capital caldense.

En el sector además se adelanta un estudio en conjunto con la Policía Metropolitana que permitirá focalizar factores de inseguridad en el sector.

En este segundo semestre del año ya se iniciaron los recorridos por el centro histórico, donde se concentra la mayor alerta de ocurrencia de trabajo infantil, dijeron funcionarios de ese despacho.

En estos primeros operativos se ha encontrado menores que son instrumentalizados por sus padres o allegados para ejercer ventas informales, se informó

Frente a este panorama, los menores hallados en situación de vulnerabilidad inician un proceso de restablecimiento de derechos, el cual según sea su complejidad, puede conllevar a varios escenarios: uno de ellos que el menor deba estar en un hogar de atención del ICBF durante unas horas al día. No obstante, si la instrumentalización del menor es muy grave podría iniciarse un proceso para que quede bajo la tutela del Estado, dice en un boletón de prensa de la alcaldía

Conjuntamente con los operativos se implementa la estrategia preventiva. Para ello se desarrollan talleres en los colegios y escuelas con el objetivo de capacitar a los menores sobre sus derechos. Luego de asistir a estos talleres los participantes estarán en capacidad de identificar cuándo están realizando una actividad normal de ayuda en el hogar o cuándo estas acciones se convierten en un caso de trabajo infantil que entrará al radar de las autoridades, agrega el escrito.

La Secretaría de Gobierno desarrollará un censo para determinar el número de menores inmersos en conductas de mendicidad y trabajo infantil, se indicó