La experiencia en otros países ha demostrado que en condiciones de confinamiento se registra un incremento de los casos de violencia intrafamiliar.

La Dirección Territorial de Salud de Caldas activó una ruta de atención para detectar estos casos y promover las denuncias.

Patricia Urbina Rivera, del grupo de salud mental de la Territorial de Salud, indicó que desde el inicio del toque de queda comenzó un proceso de notificación al sistema de vigilancia, de casos de violencia en relaciones de pareja y contra niños y adolescentes . (audio)

Urbina Rivera señaló que la semana anterior se realizó un encuentro virtual con los referentes de salud pública de los municipios para darles la orientación que permita activar líneas de apoyo telefónico para atender estos casos, a través de los comités consultivos y comisarías de familia “

A nivel nacional setiene la línea 155 para dar información referente a la violencia contra las mujeres. Para el caso de niños y adolescentes se dispone de la línea 141 del ICBF.

Para denunciar hechos graves se dispone de la línea 122 de la Fiscalía General de la Nación y el correo [email protected]