La Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría invitó a este grupo poblacional, no sólo a cuidarse del contagio del coronavirus, sino del segundo pico epidemiológico del virus de la influenza.

 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (INS), a julio de este año se han notificado más de 480 casos de enfermedad similar a la influenza. El último domingo de agosto de cada año se celebra el Día Nacional de las Personas Mayores y del Pensionado en Colombia, resaltando la importancia que tiene esta población para la sociedad.

Este año, teniendo en cuenta la coyuntura de salubridad que afecta al mundo, la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría (ACGG) hace un llamado a no bajar la guardia en el cuidado y atención de las personas mayores, aún más cuando se considera un grupo poblacional de especial atención durante la pandemia y en la post pandemia, por el alto riesgo de complicaciones frente a enfermedades respiratorias como el COVID- 19 y la influenza.

Con más de 150 días de aislamiento preventivo y una postura estricta del gobierno por cuidar a las personas mayores de 70 años, considerándola como la población más vulnerable frente al coronavirus COVID-19[2],  la ACGG, además, invita a las personas mayores no solo a cuidarse del posible contagio y afectaciones del coronavirus, sino también a tener todos los cuidados que se requieren en medio del segundo pico epidemiológico del virus de la influenza del año, que actualmente enfrentamos de la mano con el virus SARS COV-2.

La influenza también puede ser devastadora
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) reportan que en los últimos años entre el 70% y el 90% de las muertes relacionadas con la influenza (AH1N1) estacional se produjeron en personas de 65 años o más y que entre el 50% y el 70% de las hospitalizaciones relacionadas con esta enfermedad se produjeron en personas de ese grupo de edad[3].

Aunque el virus de la influenza (AH1N1) circula todo el año, existen dos picos epidemiológicos en el país en los que se encienden las alarmas del Ministerio de Salud para evitar los casos graves y sus complicaciones: el primero de ellos se superó a finales de julio y el segundo inicia en septiembre.

El mejor método de prevención
De acuerdo con el Ministerio de Salud, la vacunación contra la influenza contribuye a reducir la carga de enfermedades respiratorias sobre los sistemas de salud, disminuyendo el número de pacientes que requieren hospitalización y permitiendo que la atención se concentre en los pacientes con COVID-19. [4]

Para Javier Cabrera, presidente de la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría, ningún esfuerzo es pequeño para garantizar el bienestar y la salud de las personas mayores en el país, mucho menos en un panorama donde la población mundial se encuentra a la espera de una vacuna contra el coronavirus. Por eso, el experto extiende la invitación a prevenir lo prevenible y acudir a las vacunas ya disponibles que garanticen el cuidado de esta población.

“Las personas mayores en Colombia cuentan con una opción gratuita de inmunización contra la influenza, incluida en el Plan Ampliado de Inmunización. Esta vacuna protege contra tres de los cuatro tipos de virus que pueden producir y afectar la vida de las personas mayores, llevándolas también a hospitalizaciones y en el peor de los casos a atención en UCI y al fallecimiento. Aunque lo ideal es vacunarse contra los cuatro virus, sabemos que contamos con una opción de prevención contra la influenza, un virus que también puede ser mortal y también afecta más a personas con comorbilidades.” Agregó Cabrera.

Vacunación en cuarentena
En esta misma línea, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) asegura que lo ideal es garantizar la vacunación de la población antes de que ocurra el inicio de circulación de la influenza, pero mientras sigan circulando los virus se debe continuar con la vacunación, así los miembros de la familia permanezcan frecuentemente en el hogar.

Lo anterior se debe a que por más estricta que sea la cuarentena, en casa siempre habrá una persona que tenga contacto con el exterior para llevar los productos de primera necesidad a su familia y es allí donde se aumenta el riesgo de contagio de las personas mayores, pues no solo puede entrar el virus del coronavirus, también el de la influenza.

“Es muy importante tener en cuenta que las personas mayores son quienes más deben atender este tipo de recomendaciones. Además, ya existe una vacuna contra la influenza que también fue una pandemia hace 10 años y no la estamos aplicando.  Debemos trabajar en la importancia de la inmunización contra esta enfermedad, de no ser así, ¿qué nos hace pensar que sí vamos a aceptar la vacuna contra el coronavirus?”, cuestiona el presidente de la ACGG.

Para ello, el MinSalud ha establecido que se deben coordinar citas previas para asistir a los puntos de vacunación o para realizarla en el domicilio. Es importante recordar que también hay unidades móviles que se desplazan a sitios estratégicos cumpliendo con las indicaciones de distanciamiento social.

En Colombia, la vacuna contra la influenza está incluida en el Plan Ampliado de Inmunizaciones (PAI) y es gratuita para personas mayores a partir de los 60 años, también para menores de 2 años, mujeres embarazadas, entre otros grupos de riesgo.