Frente a esto, desde la Alcaldía de Manizales informaron que se realiza un ejercicio de control en la carrera 23.

Esta estrategia la hace a través de la Secretaría de Medio Ambiente, en alianza con la Secretaría de Gobierno y la Policía Nacional, para cuidar la salud de los manizaleños, en medio de la pandemia, tras las quejas de ciudadanos, comerciantes formales, habitantes y usuarios de esta concurrida zona de Manizales, preocupados por la cantidad de gente que se ve en las calles en esta época decembrina.

Juan Camilo Arroyave Ocampo, secretario de Medio Ambiente del municipio, se reunió con comerciantes informales de la zona para socializar estos controles.

En el tramo que comprende la carrera 23, entre la calle 23  y El Parque Caldas, solo pueden realizar sus actividades comerciales los 81 vendedores que cuentan con el permiso otorgado previamente por la Alcaldía de Manizales.

“Buscamos generar condiciones para que los ciudadanos sigan haciendo sus compras de fin de año de manera segura”, manifestó el secretario municipal de Medio Ambiente.