El mandatario , José Manuel Ríos Morales, expresó al gerente de la Empresa de Energía del Quindío su desacuerdo con esta decisión.

Ríos Morales la  “inoportuna e inconveniente” dada la situación económica y social de la región, sumada a la crisis planteada por el COVID-19.

“Espero que esta posición sea llevada a la junta directiva de la entidad y que pronto se anuncien resultados positivos y se tome una decisión de reversión o de congelamiento de tarifas, para así dar un alivio a los armenios” , expresó el alcalde.

De igual manera hizo una invitación a los ciudadanos a pagar los servicios públicos si están en la capacidad de hacerlo, pero advirtió que, ante una situación crítica, como elegir entre saldar estas cuentas o hacer el mercado, debe primar la supervivencia.

Así mismo señaló que, durante la emergencia, en Armenia no se suspenderán los servicios de acueducto, alcantarillado y energía a ningún ciudadano.

Por último, insistió en el llamado a quedarse en casa para que el aislamiento sea efectivo. Pidió a todos los cuyabros ser conscientes de que la emergencia por el coronavirus no va a terminar el 12 de abril teniendo en cuenta el aumento de casos en el país, y por ello instó a actuar de manera responsable para que este momento sea más fácil para todos.