La Secretaría de Salud explicó que en las últimas cuatro semanas, el comportamiento de la enfermedad ha tenido una dinámica creciente de casos, incluidos los considerados sospechosos, cuyo promedio diario es de 590.

Ante el pico de la pandemia por coronavirus en Manizales, el Ministerio de Salud y la Secretaría de Salud Pública de Manizales hacen un llamado a los manizaleños y caldenses para que extremen las medidas de autocuidado, herramienta efectiva para frenar la curva de contagios por la Covid-19

Hoy 29 de octubre se registró el segundo día consecutivo de ocupación de camas UCI en el rango naranja, lo equivale al 88 por ciento del total de unidades disponibles de atención crítica en Manizales

Además, se han identificado cerca de 270 casos positivos diariamente en la última semana. Este panorama genera una presión en los servicios de hospitalización general, de Cuidado Intermedio y, especialmente, en las unidades de cuidados intensivos (UCI).

A hoy, 29 de octubre, la mortalidad por COVID-19 en Manizales, según la Secretaría, se encuentra relativamente controlada con menos de 100 decesos. Esto no implica que deje de ser una situación alarmante, ya que el virus es una de las 10 principales causas de fallecimiento en la capital caldense.

Además, la tasa de mortalidad es de 21.5 por cada 100 mil habitantes; cifra que, según el viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Luis Alexander Moscoso Osorio, es benévola al ser comparada con la de otras ciudades capitales del país. “Se nos presentan retos supremamente importantes para consolidar unas buenas cifras.

Con menos de 100 personas fallecidas, no se puede afirmar que el panorama sea alentador. Sin embargo, al realizar un comparativo con otras ciudades capitales, como las del Eje Cafetero, vamos relativamente bien, pero no se debe bajar la guardia”, afirmó Juan Diego López Palacio, epidemiólogo de la Secretaría de Salud Pública de la Alcaldía de Manizales.

El profesional agregó que las tendencias de casos sospechosos y positivos y la ocupación de camas en los diferentes niveles de hospitalización manizaleña son crecientes, lo que amerita que cada persona desarrolle con su familia, comunidad, barrio y entorno social procesos de autocuidado y cuidado solidario.

Estos han sido ampliamente divulgados desde el pasado 12 de marzo, día en el que se detectó el primer caso positivo de COVID-19 en Manizales. La Secretaría de Salud Pública recordó que el lavado de manos debe realizarse entre seis y ocho veces al día con agua y jabón y que, en caso de que no se disponga de estos elementos, se debe realizar con gel antibacterial o alcohol, que funcionan transitoriamente. Sin embargo, advirtió que nada reemplaza al lavado tradicional de manos. También es fundamental el uso del tapabocas, por ser la única barrera efectiva contra las cadenas de transmisión del virus.

Frente al distanciamiento social, reiteró que se debe estar a mínimo dos metros de las otras personas o a una distancia mayor; no se debe acudir a conglomerados (grandes grupos de personas en un mismo espacio), se deben ventilar los espacios cerrados y desinfectar los objetos que tengan exposición en calle.

Carlos Humberto Orozco, secretario de Salud Pública de Manizales, recalcó que “estas son las únicas medidas no farmacológicas efectivas contra el virus en este momento, porque la humanidad no dispone de vacunas, tratamiento o inyecciones que la protejan.

En este momento, la vacuna es un comportamiento adecuado que genere autocuidado y cuidado solidario con la familia, vecinos y compañeros de trabajo. Estamos ante el reto muy próximo del día de los niños, lo que genera preocupación por los desplazamientos tradicionales en las propiedades horizontales, condominios y en la calle para pedir dulces.

Esto puede generar momentos supremamente complicados por la transmisión activa que se genera en estos conglomerados, más aún cuando estamos en el segundo día consecutivo de alerta naranja por ocupación de camas UCI en Manizales”.

La mayor preocupación del Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia es que coincidan en Manizales su pico de la pandemia y el de los otros municipios.