Cinco menores de edad y cinco adultos procedentes de Villavicencio , fueron hallados infringiendo las normas del  toque de queda. El operativo se realizó entre la noche del sábado y el amanecer del domingo.

“Las comunas 5 y 12 reportan casos de COVID-19 y algunos casos delictivos. Estuvimos en el Solferino, San Sebastián, Comuneros, La Carola, La Carolita, entre otros barrios, para lograr acciones preventivas frente al coronavirus”, expresó la secretaria de Gobierno.

La razón por la cual la Alcaldía de Manizales tomó acciones preventivas es porque la ciudad está en toque de queda y es importante que la comunidad tome conciencia de que hay incremento de casos de COVID, por lo cual los ciudadanos deben permanecer en sus casas y no en las vías públicas consumiendo licor o sustancias psicoactivas.

Los cinco adultos y cinco menores de edad que se encontraron en las vías públicas fueron trasladados al Centro de Recepción de Menores. Allí se hospedarán por esta noche y saldrán de la institución mañana en la mañana.

“Queremos que todos nos cuidemos y en conjunto ayudemos a que la pandemia no sea parte de la comunidad de nuestra querida Manizales”, agregó la secretaria de Gobierno. El operativo de hoy fue con fin pedagógico, durante la visita a los barrios de estas comunas se les pidió a los ciudadanos que estuvieran en sus casas y bajaran el volumen de la música. La Alcaldía de Manizales recuerda que cuando las salidas no son pedagógicas, sino con el fin de sancionar a los infractores, se toman otro tipo de medidas.

Martín Ruíz Jaramillo, director del Centro de Recepción de Menores, manifestó: “a través de los decretos 0279 y 0226 buscamos salvaguardar los derechos de niños, niñas y adolescentes que están en la calle infringiendo el toque de queda. Ellos son conducidos a la institución en donde se les hace el restablecimiento de derechos”.

Cuando un menor de edad llega al CRM por consumo de sustancias psicoactivas (SPA) o porte de armas, se activa la ruta de la salud. Posteriormente se hace un taller de prevención de consumo de SPA, la importancia de las normas de convivencia, el código de policía y las pautas de crianza, al cual asisten los menores infractores en compañía de sus acudientes.

El Mayor Elkin Gómez Martínez, comandante de la estación de policía Manizales, expresó: “durante el recorrido en el sector del barrio Cervantes encontramos una familia procedente de Villavicencio. Llegaron a la ciudad, no encontraron albergue, el cuadrante se dio cuenta de esta situación y estas personas fueron trasladadas al CRM, allí se les prestará la atención necesaria y mañana retornarán a su ciudad de origen”.