Desde la Secretaría de Salud precisaron que la  ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos es del 76 por ciento,  y en las noches llega al 80 por ciento.

Con un 76 % de ocupación de Unidades de Cuidado Intensivo en Risaralda y tras 524 contagios de Coronavirus como la cifra más elevada de nuevos casos positivos para Covid-19; la red hospitalaria, pública y privada, entró en Alerta Naranja. En las noches esa ocupación ha alcanzado el 80 %.

“Tuvimos el número máximo de contagios para el departamento, salimos con 524 nuevos casos positivos para COVID en Risaralda y con la ocupación del 76 %, que fue abrupta desde el fin de semana hasta ayer, porque traíamos una ocupación entre el 70 y el 71 % . Desafortunadamente, me acaban de informar que en las noches está ocupación sube al 80 %; en las mañanas baja un poco por la salida de pacientes fallecidos porque estamos manejando cifras alarmantes en el departamento. Por esta razón el día , en concertación con el señor gobernador y con el secretario de Salud, decidimos subir a Alerta Naranja hospitalaria nuevamente en el departamento”, dijo la directora de Salud Pública, Sandra Gómez.

Con la Alerta se busca aplazar las cirugías programadas, no vitales, no urgentes; así como la centralizar en el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias las decisiones de traslado de pacientes para cuidado crítico.

“La declaratoria de Alerta Naranja significa que el CRUE asume el comando de las camas de UCI y eso se traduce en que, la derivación a través de la red de prestación de servicios de un hospital a otro hacia una cama de UCI debe pasar por el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias con la pretensión de dar un acceso equitativo a las diferentes entidades que requieren una cama de UCI”, aseguró el coordinador del CRUE, Juan Guillermo Ramírez.

Además, en horas de la noche se viene presentando un crecimiento de la ocupación de estas camas de cuidado crítico, donde el miércoles 16 de diciembre en el inicio de Novenas, el Hospital Universitario San Jorge presentó un lleno total de esta Unidad y la clínica Comfamiliar ha alcanzado el 90.5 % en la UCI-Covid.

“Empezamos a realizar la derivación de pacientes hacia otras ESEs. También, el Centro Regulador Urgencias recibió muchas solicitudes del Norte del Valle y de otros departamentos, pidiéndonos acceso a camas de Cuidado Intensivo; particularmente, pacientes No Covid, es decir que no tienen ninguna enfermedad asociada con el Covid pero desafortunadamente estamos creciendo a un ritmo tal los pacientes con Covid, que los pacientes que tienen otra patología no están encontrando camas en nuestro departamento, ni para los propios, ni para los ajenos”, agregó el coordinador.