La ocupación de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) superó por primera vez el 70%, lo que equivale a 64 camas disponibles para la atención de pacientes críticos.

Esta situación se origina por la aceleración de casos de COVID-19 en Manizales. Durante los últimos 7 días se presentaron 2.135 personas contagiadas en la capital de Caldas.

La Secretaría de Salud Pública de Manizales informa que por el alto nivel de ocupación de camas UCI en el Hospital Universitario de Caldas, la gerencia COVID del departamento y el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias, decidió que los nuevos casos positivos por coronavirus sean trasladados al Hospital Departamental Universitario Santa Sofía de Caldas, centro hospitalario que reportó 24 camas para atención crítica disponibles.

Se informa que sólo el Hospital de Caldas presenta una ocupación alta. El resto de instituciones hospitalarias continúan con capacidad de respuesta, incluidas las clínicas Avidanti y San Marcel.

Además, se confirma que está disponible la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General San Isidro , entidad que refuerza la atención de pacientes en estado crítico (UCI).